martes 20/10/20

Victoria sufrida ante el Cerceda con un gol de Sylla

AROSA-CERCEDA 1-0

Con mucho sufrimiento, diez en el campo y una defensa de circunstancias. Así ganó el Arosa ayer su primer partido en liga  a costa de un buen Cerceda, que demostró, otro año más, que tiene suficientes argumentos futbolísticos para volver a ser protagonista en la categoría.

Fran Fandiño estuvo bien con la pelota en la primera parte, pero sufrió en la segunda cuando su equipo se limitó a defender
gonzalo salgado
Fran Fandiño estuvo bien con la pelota en la primera parte, pero sufrió en la segunda cuando su equipo se limitó a defender gonzalo salgado

AROSA-CERCEDA 1-0

Con mucho sufrimiento, diez en el campo y una defensa de circunstancias. Así ganó el Arosa ayer su primer partido en liga  a costa de un buen Cerceda, que demostró, otro año más, que tiene suficientes argumentos futbolísticos para volver a ser protagonista en la categoría. Sylla, mediada la primera parte, hizo el gol decisivo coincidiendo con los mejores momentos del Arosa en el partido. En la segunda ya fue otra historia. 
Los primeros veinte minutos fueron de orden generalizado y batalla en la medular por dominar la pelota. El Cerceda jugó con bastante personalidad en A Lomba, de tú a tú. Por eso el partido se fue animando mediado el primer tiempo. Camiño, muy apagado hasta entonces, dejó a Hugo en el mano a mano en la primera gran ocasión del partido. Rumbo le ganó la partida al vilaxoanés, ayer mejor entre líneas que en la definición. El equipo coruñés empezó a quebrase, sobre todo por bandas. Eloy y Sylla interpretaron el guión que tocaba e hicieron daño. El senegalés hizo el 1-0 en el minuto 24. Recibió un gran pase interior de Fandiño, al que se le vio deseoso de encontrar compañeros con los que asociarse. Sylla galopó a la espalda de un superado Popi y remató abajo y cruzado. Rumbo no estuvo fino esta vez. 
El gol animó el partido. El Cerceda reaccionó y se fue descaradamente a por el empate. Tuvo su ocasión en un pase de Martín sobre la diagonal de Capelo, que volvía a Vilagarcía motivado, pero Alfonso salvó bajo palos. Los coruñeses empezaron a dejar espacios y el Arosa a sentirse cómodo para dar sus zarpazos. Camiño y Sylla, este de cabeza, rozaron el segundo. Antes del descanso Aitor Díaz dijo basta. El central, que arrastraba problemas musculares, pidió el cambio. Entró Vixo y Rivas pasó al centro de una zaga de circunstancias, sin Freire ni Cardeñosa, pero en la que el canterano Marcos cumplió con creces en su bautismo en Tercera.
De nuevo Camiño, tras otra acción meritoria de Sylla en la derecha, rozó el gol con un disparo cruzado. En el otro área, Jorge Pérez demostró su solvencia antes del descanso al detener un disparo envenenado de Quintela, el nueve cercedense.
En la segunda parte el ritmo del partido decayó bastante. El Cerceda tomó el mando con el paso de los minutos y el Arosa se fue echando hacia atrás. Los coruñeses tuvieron su momento para igualar, pero no lo aprovecharon. Martín estrelló un disparo desde el vértice del área grande en el larguero. Cuéllar hizo cambios buscando mayor mordiente en ataque. El Arosa se limitó a defender y dejar pasar los minutos. Realizados los tres cambios, los locales se quedaron con diez tras la lesión de Juanjo durante los últimos diez minutos (se llegó hasta el 95). El Cerceda siguió insistiendo, pero se encontró con un Arosa que se defendió como pudo achicando balones. Suma tres puntos importantes, porque adquiere confianza. 

Comentarios