sábado 22.02.2020

Abanca y el Banco Etcheverría aspiran con su fusión a ser líderes en el noroeste

Las juntas generales de accionistas de Abanca y el Banco Etcheverría dieron ayer luz verde al nacimiento de Abanca Grupo Banesco, una entidad que quiere ser el banco de referencia del noroeste español.

Botas, Escotet y Etcheverría presiden la junta de accionistas, celebrada ayer en A Coruña	quintana
Botas, Escotet y Etcheverría presiden la junta de accionistas, celebrada ayer en A Coruña quintana

Las juntas generales de accionistas de Abanca y el Banco Etcheverría dieron ayer luz verde al nacimiento de Abanca Grupo Banesco, una entidad que quiere ser el banco de referencia del noroeste español.

La fusión servirá para racionalizar y simplificar la estructura societaria y operativa del Grupo Banesco en España. Las dos juntas respaldaron la fusión con más del 90% de los votos.

Abanca Grupo Banesco nace con un capital social de 2.453.657.413 de euros.

En la junta, celebrada en A Coruña, además del proyecto de fusión, los asistentes aprobaron todos los puntos del orden del día de forma mayoritaria. Entre los acuerdos adoptados se encuentran la autorización para adquisición de acciones propias y el nombramiento como consejeros de José García Montalvo y José Ramón Rodrigo Zarza.

De esta forma, el consejo del nuevo banco estará formado por su presidente, Javier Etcheverría, presidente del Banco Etcheverría desde 1980; el vicepresidente, Juan Carlos Escotet, presidente de Banesco Grupo Financiero Internacional; y el consejero delegado, Francisco Botas, director general de Novagalicia Banco desde marzo.

Los vocales son Raúl Baltar Estévez, Pedro Raúl López Jácome, Carina Szpilka Lázaro y Miguel Ángel Capriles López, todos ellos nombrados por un período estatuario de seis años y retribuciones de un máximo anual de 100.000 euros por dietas y de 500.000 euros por salario.

Abanca Grupo Banesco nace con el objetivo de convertirse en el banco de referencia de la zona noroeste y conserva la sede social del Banco Etcheverría en Betanzos. Se dedicará a la banca tradicional: captación de ahorro y financiación, fundamentalmente a pymes y familias para dinamizar el tejido empresarial gallego y favorecer el desarrollo social y económico de Galicia. El nuevo banco también impulsará la actividad de financiación exterior, aprovechando el potencial internacional de Grupo Banesco.

La fusión no tendrá consecuencias en el empleo ni en la capacidad comercial de la entidad. De acuerdo con la legislación vigente en materia de sucesión de empresa, Abanca debe asumir los derechos y obligaciones laborales que tiene la plantilla del Banco Etcheverría en el momento de la fusión.

Abanca Grupo Banesco nace con 2,5 millones de clientes y 709 oficinas, de las que 14 están fuera de España. El banco cuenta con más de 54.000 millones en activos, 4.800 empleados y unos de los mejores ratios de solvencia y liquidez.

Banesco ganó en diciembre de 2013 la subasta del 88,3% de Novagalicia Banco con una oferta de 1.003 millones de euros, una puja en la que resultó elegida por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) frente a otras cinco ofertas.

Seis meses después, el FROB firmó su salida de NCG Banco tras una larga reunión que permitió a Banesco culminar la adquisición de esta entidad financiera, que consistió en el traspaso al grupo bancario internacional del 88,33% del capital social de NCG Banco.

La Comisión Europea dio luz verde al plan de reestructuración revisado de NCG Banco tras su venta a Banesco, al considerar que con las modificaciones se ajusta a las normas sobre ayudas estatales de la Unión Europea, y finalmente ayer la nueva entidad completó su fusión con el Banco Etcheverría por absorción.

Comentarios