domingo 6/12/20

Alcoa accede a ampliar hasta el 4 de agosto la negociación del ERE

Después de duras reuniones, ambas partes han pactado volver a reunirse y buscar una salida a la planta de Lugo

Ana Isabel Dopico, hija del extrabajador de Alcoa, entrega fi rmas contra el cierre de la fábrica en la Subdelagación | PEDRO PUIG
Ana Isabel Dopico, hija del extrabajador de Alcoa, entrega fi rmas contra el cierre de la fábrica en la Subdelagación | PEDRO PUIG

La multinacional Alcoa accedió ayer a ampliar hasta el próximo 4 de agosto el período de consultas del expediente de despido colectivo contemplado para la única fábrica de aluminio primario que queda en España y que está enclavada en el municipio lucense de San Cibrao.

El comité de empresa, presidido por José Antonio Zan, indicó que tal decisión se produjo después de “duras negociaciones” y en un comunicado indicó que las próximas reuniones entre la compañía y los trabajadores con motivo de este proceso que afectaría a más de medio millar de trabajadores serán los días 28 y 30 de julio y las jornadas del 3 y 4 del mes que viene.

Reestructuración

En un comunicado remitido a los medios tras la finalización de la reunión, la multinacional del aluminio señala que la ampliación tiene como objetivo “dar más tiempo para analizar y evaluar las diferentes alternativas con respecto a la crítica situación por la que atraviesa la planta de aluminio de San Cibrao”.

La empresa incide en que está abierta al “diálogo” como, dice, demuestra “los más de dos meses de consultas” sobre el futuro de la planta, al tiempo que apela a la “urgencia” de alcanzar un acuerdo que sirva para “frenar las crecientes pérdidas”. “La plata de aluminio no es viable debido a factores permanentes, como el marco energético no competitivo, el exceso de capacidad de producción de aluminio global y el precio del aluminio deprimido debido a las condiciones del mercado mundial”, remarca la multinacional.

Así las cosas, Alcoa se muestra abierta a “estudiar cualquier alternativa” para el futuro de la planta pero vincula un proceso de venta a la hibernación de las cubas porque “un proceso de este tipo requiere tiempo para ejecutarse y su éxito es incierto”.

Además, incide en que no se tomará “ninguna decisión” al respecto hasta que haya concluido el proceso de consulta.

El impacto sobre la provincia lucense, en general, y sobre la economía de la comarca de A Mariña, de forma particular, sería realmente brutal si finalmente la multinacional llevase a término los despidos anunciados, dado que, en la práctica, supondría dejar a la planta de aluminio primario prácticamente sin personal y abocarlos a todos al paro. l

Comentarios