martes 20.08.2019

La banca afronta demandas judiciales por la compra fallida de viviendas sobre plano

Tras las reclamaciones por las cláusulas suelo y los gastos hipotecarios, la banca afronta ahora otra oleada de demandas judiciales, después de que el Supremo haya abierto la puerta a miles de familias a recuperar el dinero que invirtieron en la compra sobre plano de unas viviendas que nunca recibieron.

La banca afronta demandas judiciales por la compra 
fallida de viviendas sobre plano

Tras las reclamaciones por las cláusulas suelo y los gastos hipotecarios, la banca afronta ahora otra oleada de demandas judiciales, después de que el Supremo haya abierto la puerta a miles de familias a recuperar el dinero que invirtieron en la compra sobre plano de unas viviendas que nunca recibieron. Un filón más para los bufetes de abogados españoles, que esperan que se produzca un gran incremento de demandas por esta cuestión en los próximos meses en España.

Aunque no hay cifras oficiales de las personas que perdieron el dinero que destinaron a la compra sobre plano de casas que nunca se llegaron a construir, algunas fuentes apuntan a que podría haber más de 600.000 afectados, buena parte de ellos extranjeros, principalmente de países como el Reino Unido y Alemania. Tras años de bonanza económica, en 2008 la burbuja inmobiliaria estalló, dejando un reguero de empresas promotoras en quiebra y miles de personas sin dinero y sin casa. Muchos de estos afectados demandaron a las promotoras para reclamar sus ahorros, y aunque las sentencias judiciales les dieron la razón, no pudieron recuperar el dinero, ya que las constructoras, en situación de quiebra, no pudieron hacer frente a las reclamaciones.

Sentencia

Sin embargo, en diciembre de 2015 el Tribunal Supremo hizo pública una sentencia que abría la puerta a todos los afectados a reclamar sus depósitos a la banca, a la que considera corresponsable de las cantidades anticipadas por los compradores a las promotoras y depositadas en las entidades financieras.

“La sentencia dice que el banco estaba obligado a proteger el dinero y que, si no lo hizo, entonces es responsable”, explicó el abogado Luis Cuervo, consejero delegado del bufete barcelonés Spanish Legal Reclaims.

Las personas que quieran reclamar ahora el dinero perdido a la banca han de cumplir tres requisitos: demostrar la relación contractual con el promotor, el ingreso de la cuantía anticipada a una cuenta bancaria del promotor y el hecho de que la propiedad nunca fue entregada.

De este modo, “todo aquel que perdió su dinero y lo puede acreditar tiene ahora la posibilidad real de recuperarlo”, según subrayó Cuervo.

Comentarios