lunes 18.11.2019

Bruselas confirma la desaceleración económica de España en 2019 y 2020

La Comisión Europea señala que el aumento del salario mínimo suavizará la creación de empleo

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, presenta las previsiones de crecimiento para la UE | efe
El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, presenta las previsiones de crecimiento para la UE | efe

La CE rebajó ayer una décima su previsión de crecimiento para España tanto en 2019 como en 2020, hasta el 2,1% y 1,9%, respectivamente, confirmando así una desaceleración económica que atribuye al descenso del consumo privado y que será menos aguda que en el conjunto de la UE.


En sus previsiones macroeconómicas de invierno, el Ejecutivo comunitario señala además que el aumento del salario mínimo suavizará la creación de empleo y advierte de riesgos ligados a la incertidumbre interna y externa.

Las previsiones de Bruselas son ligeramente más pesimistas que las del Gobierno español, que proyecta un avance del PIB del 2,2 por ciento este año, pero sitúan a España por encima de la media del área del euro y del conjunto de los Veintiocho.


El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, quitó hierro a la revisión “extremadamente débil” de la perspectiva española y subrayó que es menor que la aplicada a la eurozona y los Veintiocho, así como que la economía española crecerá “muy por encima de la media”. La rebaja con respecto a la estimación previa “se debe esencialmente a una contribución un poco menor de las exportaciones de lo que se esperaba en otoño”, un factor general en la UE, recordó. Bruselas señala que la “moderada desaceleración” de la economía española se materializó ya en 2018, cuando el avance del PIB fue del 2,5%, cinco décimas menos que en 2017 y una décima menos de lo previsto por la Comisión en otoño. El Ejecutivo comunitario espera que esta desaceleración continúe este año y el próximo, debido sobre todo al descenso del consumo privado, que coincidirá con un

repunte en el ahorro de los hogares tras los mínimos registrados el año pasado.
Bruselas espera que el paro siga reduciéndose este año y el próximo, pero advierte como en otoño la creación de empleo se moderará debido también al “impacto amortiguador del aumento del salario mínimo”. La Comisión no pone cifras a este impacto, pero en noviembre estimó que se crearían entre 70.000 y 80.000 empleos menos en dos años.


No obstante, el Ejecutivo comunitario prevé que el incremento de los sueldos se “acelerará” en 2019 “en parte” por el efecto del aumento del salario mínimo y se moderará en 2020, en todo caso por encima de la inflación.

Comentarios