miércoles 11.12.2019

El comité de huelga de Eulen denuncia el laudo ante el Supremo y mañana celebrará una asamblea

El comité de huelga de los trabajadores de Eulen en el Aeropuerto del Prat denunció ante la sala tercera del Tribunal Supremo (TS) el laudo arbitral por considerarlo “inconstitucional” y convocó a los empleados a una asamblea mañana, en la que previsiblemente

Un grupo de viajeros espera pasar los controles de seguridad en el aeropuerto del Prat | reuters
Un grupo de viajeros espera pasar los controles de seguridad en el aeropuerto del Prat | reuters

El comité de huelga de los trabajadores de Eulen en el Aeropuerto del Prat denunció ante la sala tercera del Tribunal Supremo (TS) el laudo arbitral por considerarlo “inconstitucional” y convocó a los empleados a una asamblea mañana, en la que previsiblemente se desconvocará la huelga prevista para el viernes y se decidirán posibles futuras actuaciones.

El abogado del comité de huelga, Leopoldo García Quinteiro, indicó ayer en rueda de prensa que la denuncia se interpuso el lunes 28 de agosto y valoró que el Consejo de Ministros ha impuesto un laudo forzoso que calificó de inconstitucional, ya que el conflicto “no cumple con los requisitos que la ley recoge para aplicar un laudo arbitral”.

Falsas circunstancias

Así, aseguró que “algunas de las circunstancias que habilitarían el laudo son falsas”, como por ejemplo que hubiese una huelga solapada, y también apuntó que esta medida arbitral se fundamenta en aspectos, a su juicio, ineficientes e inexistentes, como que la marca España se ve afectada.

Tanto el abogado como el asesor del comité de huelga de Eulen, Juan Carlos Giménez, destacaron la precarización y las condiciones de los trabajadores, que describieron como “insufribles”, ya que no se les permite ir al servicio o ir a comer durante los turnos de trabajo, lo que provoca infecciones y desmayos, aseguraron.

Copiar la propuesta patronal

En cuanto al contenido del laudo, el abogado del comité de huelga acusó al árbitro designado por el Gobierno, Marcos Peña, de copiar la propuesta de la empresa sin tener en cuenta las de los trabajadores, y mencionó que la posición de la Generalitat era errónea, puesto que se llegó a situar como árbitro y eso “no le correspondía en absoluto”.

Asimismo, García Quinteiro recordó que hubo cuatro reuniones en las que no solo la empresa mejoró su propuesta, sino que los trabajadores también rebajaron sus pretensiones, por lo que sentenció que “no había evidencia de que hubiera un estancamiento total de la negociación”, uno de los motivos por los que se opta por encontrar una solución mediante el laudo arbitral.

Respecto a la subida salarial de 200 euros que propone el laudo, el abogado de los trabajadores apuntó que no hay una motivación que justifique esa cifra y no otra, mientras que el Giménez aseguró que se trataría de una subida “falsa”, puesto que los trabajadores ya contaban con un plus de 100 euros, a los que se sumarían otros 100 para cumplir con lo que recoge el laudo arbitral.

Ambos apuntaron que el problema se dilatará en el tiempo, ya que en 2018 Aena puede licitar el servicio de los controladores con otra empresa, a la que no se le aplicaría la resolución del laudo arbitral, lo que supondría que volverían a partir de las condiciones previas a la huelga.

Obligado cumplimiento

Giménez se remitió a la asamblea de trabajadores, que se celebrará mañana, donde decidirán si asumen lo dictado por el laudo, que recordó que es de obligado cumplimiento, y explicó el martes también habrá una reunión en la Conselleria de Trabajo de la Generalitat.

Por último, el asesor de los trabajadores de Eulen hizo un llamamiento a todos los vigilantes de seguridad de España para que “se apunten a luchar por sus derechos”, ya que los salarios de los mismos son míseros, en palabras de Giménez.

Comentarios