miércoles 18.09.2019

Los créditos a autónomos y pymes caen a mínimos desde el comienzo de la crisis

Los créditos a empresas no financieras y autónomos se redujeron en 2013 en 88.179 millones de euros, lo que supuso una tasa de caída interanual del 9,2%.

Denuncian que la financiación a empresas y autónomos continúa descendiendo y no ha tocado fondo              efe
Denuncian que la financiación a empresas y autónomos continúa descendiendo y no ha tocado fondo efe

Los créditos a empresas no financieras y autónomos se redujeron en 2013 en 88.179 millones de euros, lo que supuso una tasa de caída interanual del 9,2%, la más acusada desde el inicio de la crisis, según la Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae).

Esta asociación señaló que el saldo de prestamos a sociedades no financieras y autónomos el pasado año fue de 648.446 millones de euros frente a 736.625 en 2012, año en el que la tasa de caída interanual fue del 7,8%, 1,4 puntos porcentuales menos que en 2013.

Uatae especificó que los datos proceden del Banco de España y recordó que en años anteriores las caídas fueron menores: 3,6% en 2009; 1% en 2010 y 4,2% en 2011.

La secretaria general de Uatae, María José Landaburu, destacó que la financiación a empresas y autónomos “continúa su descenso, demostrando que la caída del crédito en España no ha tocado fondo”.

La responsable de Uatae advirtió de que “si el crédito es cada vez menor para autónomos y pymes y el consumo interno continúa en tasas negativas, las posibilidades de recuperación de la economía española son prácticamente nulas”. Landaburu apuntó también que “es difícil de entender que mientras los grandes bancos declaran importantes aumentos de beneficios en 2013, la financiación de la economía real caiga un 9,2%, más que cualquier otro año de la crisis”.

Las líneas de financiación del Instituto de Crédito Oficial (ICO) siguen siendo hasta el momento la principal muestra de la colaboración de banca y Gobierno en la concesión de crédito a las pymes.

El pasado año el ICO concedió créditos por 13.885 millones de euros –en los que la institución pública facilita la liquidez mientras el banco asume el riesgo de impago–, lo que supone un incremento del 21% sobre 2012. Para este año, el ICO prevé elevar los préstamos un 15%, hasta los 16.000 millones.

El objetivo estratégico de estas líneas es apoyar a pymes y emprendedores en su internacionalización, tanto para activar la capacidad exportadora de las empresas como para fomentar sus inversiones en el exterior, y financiar sus necesidades de circulante.

Asimismo, el ICO facilitará la concesión de los avales necesarios para la participación de las empresas españolas en licitaciones y adjudicaciones internacionales.

Comentarios