sábado 28.03.2020

El FMI pronostica más paro y menos crecimiento que el Gobierno en 2014

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la economía española reducirá su caída en 2013 al 1,3% y volverá al crecimiento positivo en 2014 

Lagarde, durante la asamblea anual del FMI celebrada en Washington EFE/Shawn Thew
Lagarde, durante la asamblea anual del FMI celebrada en Washington EFE/Shawn Thew

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que la economía española reducirá su caída en 2013 al 1,3% y volverá al crecimiento positivo en 2014 con un leve repunte del 0,2%, como parte del proceso de “estabilización” de la periferia de la eurozona.

Los datos de su informe de Perspectivas Económicas Globales suponen una mejora de tres décimas para 2013 con respecto a sus cálculos de julio para España, cuando pronosticó una contracción de 1,6%; y de dos décimas para 2014, cuando había situado el crecimiento de la economía española en cero.

Sin embargo, las previsiones del organismo son más pesimistas que las del Gobierno español. El Ejecutivo ha declarado en los Presupuestos de 2014 que el Producto Interior Bruto (PIB) crecerá un 0,7%.

Además, el FMI también es más pesimista que el Ejecutivo de Mariano Rajoy respecto al paro. Así, pronostica unas tasa de desempleo del 26,9% este año y del 26,7% el próximo, frente al 26,6% y 25,9% del Gobierno.

Por otro lado, el informe del FMI advierte de que el crédito bancario a familias y empresas en España sigue en caída libre.

Por ello, a España le espera una recuperación muy, muy lenta. Un ejemplo de ello es la producción de bienes y servicios del período de octubre a diciembre comparada con la del mismo período del año anterior. En 2012, registraba una caída del 2,1%. Ahora, según el FMI, está cayendo al 0,2%, es decir, dentro de un año, la producción española será de apenas un 0,2% más que ahora. Además, el Fondo sigue pensando que España necesita reformas estructurales que liberalicen la economía, incrementen la competencia y hagan caer los salarios.

Por otro lado, en cuanto a la eurozona, pese a que el panorama aparece ahora más despejado que “seis meses atrás”, el organismo internacional advirtió de significativos riesgos a la baja debido a que la “fragmentación” de los mercados financieros y la “debilidad” de los bancos impiden “la transmisión de la política monetaria expansiva” puesta en marcha por el BCE. Por ello, volvió a insistir en la necesidad de avanzar en la unión bancaria para el euro y la instauración de un mecanismo único de resolución de entidades financieras.

El FMI advirtió de que si las reformas estructurales no se profundizan “hay un alto riesgo de estancamiento y una pérdida de potencial de crecimiento”.

Comentarios