miércoles 5/8/20

El IPC interanual encadena cuatro meses en negativo tras hundirse en abril

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,7% en abril respecto al mes anterior y recortó tres décimas su tasa interanual, hasta el -1,1%, debido .

Una mujer compra en un mercado madrileño	archivo ec
Una mujer compra en un mercado madrileño archivo ec

El Índice de Precios de Consumo (IPC) subió un 0,7% en abril respecto al mes anterior y recortó tres décimas su tasa interanual, hasta el -1,1%, debido al abaratamiento de la electricidad y de los viajes organizados y a la estabilidad de los precios de los hoteles, según informó el Instituto Nacional de Estadística (INE), que confirmó así los datos avanzados a finales del mes pasado.

De este modo, el IPC registró en abril su tasa más negativa desde febrero de 2015, cuando se experimentó también una tasa del -1,1%. Con el dato de abril, el IPC interanual encadena su cuarta tasa negativa después de arrancar el año en el -0,3% y registrar en febrero y marzo una tasa del -0,8%.

Desde enero de 2015, el IPC sólo ha experimentado tasas positivas en los meses de junio y julio de 2015 (en ambos casos del 0,1%) y diciembre del mismo año (0,0%).

La inflación subyacente, que no incluye los precios de los productos energéticos ni de los alimentos no elaborados, bajó cuatro décimas en abril, hasta el 0,7%, al tiempo que el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) situó su tasa anual en el -1,2%, dos décimas menos que en marzo. La diferencia entre la inflación subyacente y el IPC general se sitúa casi en dos puntos.

Estadística atribuyó el recorte de la tasa interanual del IPC de abril al comportamiento del ocio y la cultura, que redujo su tasa más de 2,5 puntos respecto a marzo, hasta el -2,6%, debido al descenso de los precios de los viajes organizados tras la celebración de la Semana Santa.

También influyeron en el IPC interanual la vivienda, que redujo su tasa ocho décimas, hasta el -7,1%, por el abaratamiento de la electricidad; y los hoteles, cafés y restaurantes, que recortaron su tasa cinco décimas, hasta el 1,1%, por la estabilidad de las tarifas hoteleras frente a la subida de abril de 2015.

rumbo positivo

El secretario de Estado de Economía en funciones, Íñigo Fernández de Mesa, auguró que el IPC será “ligeramente positivo” a finales de año, si bien destacó que la moderación de precios actual redunda “positivamente” en la “buena marcha” de la economía, la capacidad adquisitiva y mejora la competitividad del sector exterior.

En rueda de prensa para valorar los datos, Fernández de Mesa ha explicado que la tasa del -1,1% del IPC en abril, por cuarto mes consecutivo en terreno negativo, se debe al efecto calendario, ya que la Semana Santa cayó el año pasado en abril, lo que ha tenido su impacto en los precios de los viajes organizados (-10,6%), así como por la mayor caída de los precios de la electricidad (-18% interanual).

Fernández de Mesa subrayó que el precio de los carburantes se ha moderado un punto frente a marzo, por lo que su impacto en el IPC ha sido positivo, al tiempo que la inflación subyacente mantiene una brecha positiva de 1,8 puntos, lo que es “un buen reflejo del buen comportamiento de la demanda interna en los últimos trimestres”.

Asimismo, destacó que el diferencial de inflación a favor de España respecto a la zona euro se mantiene en un punto, una evolución “positiva”.

Comentarios