lunes 26.08.2019

Si lees esto, no dudarás en recibir tus clases particulares por Internet

Los nuevos modelos de negocio que ofrece Internet a través de las nuevas tecnologías, han supuesto una verdadera revolución social. 

cell-phone-801946_960_720
cell-phone-801946_960_720

Cuando comenzamos a hablar de Internet, nos daba la impresión que se trataba de un bien de lujo. Quizás no tanto, pero desde luego no era algo que todo el mundo tuviera a su alcance. En muy poco tiempo, la red se ha extendido hasta ser un elemento presente en la mayor parte de los hogares españoles.

Todo esto supuso, sin duda alguna, una auténtica revolución a nivel social. Las personas ya no nos comunicamos ni relacionamos de la misma forma desde que las nuevas tecnologías están presentes en nuestras vidas. Y esto es algo que ha afectado también, y de forma más que considerable, a los hábitos de estudio. En Superprof, por ejemplo, han diseñado una interesante plataforma que aúna distintas ramas de educación, respondiendo así a las nuevas necesidades del alumno de hoy en día.

¿Cómo han afectado las nuevas tecnologías a las clases particulares?

La llegada de Internet supuso también la de nuevos modelos de negocio, y los ya existentes tuvieron que adaptarse al nuevo escenario tecnológico. Pues bien, esto ha ocurrido también en el ámbito de las clases particulares, que ya no solo se trata de un profesor que ayuda a alumnos de su entorno, sino que ahora puede ser un negocio con vistas al futuro y posibilidades de expandirse.

Años atrás las clases particulares se caracterizaban por ser un modelo de negocio más bien pequeño, a pesar de la existencia de academias físicas. Las clases solían impartirlas maestros o estudiantes, que se daban a conocer sobre todo por el boca a boca. Evidentemente, esto limitaba el crecimiento del negocio, ya que el desplazamiento, el público objetivo o el establecimiento en que se impartían las clases, eran factores que impedían su expansión.

La situación empezó a cambiar cuando llegó Internet, momento en el que se abría un amplio catálogo de opciones para los profesores particulares. Cada vez más, estos ofrecen sus servicios de forma online. A lo que hay que añadir la opción de crear una plataforma y dar las clases de forma personalizada.

De manera que la red ha revolucionado el modelo educativo hasta la posibilidad de expandirlo prácticamente sin límite alguno. Las clases particulares online permiten llegar a alumnos que se encuentran en todas partes del planeta. También han cambiado por completo las formas de darse a conocer, en las que se ha impuesto por completo el posicionamiento web.

Estas nuevas tecnologías han supuesto un punto de inflexión en el ámbito de la educación también por otra cuestión: la posibilidad de incluir otros recursos didácticos novedosos en el proceso de enseñanza, los cuales pueden ser utilizados tanto por los alumnos como por los profesores.

¿Cuáles son las ventajas de las clases particulares online?

Existen muchos motivos por los que se puede escoger un profesor particular mediante una plataforma online, sea para uno mismo o para otra persona. Una de las ventajas de este modelo es la posibilidad de elegir libremente al profesorado. Aquellas personas que necesitan clases particulares pueden escoger a un profesor sin limitación geográfica alguna, ya que no existen limitaciones físicas.

Otra importante ventaja que encontramos en este tipo de clases es la seguridad. Efectivamente, las clases online son más seguras que las presenciales, porque no es necesario acudir personalmente a ningún sitio. El menor puede recibir sus clases sin tan siquiera moverse de casa.

También hay que tener en cuenta la flexibilidad de horario, ya que se pueden elegir las clases cuando y donde se desee. Es decir, tener un horario un poco complicado o irse de vacaciones no es un impedimento para seguir recibiendo clases particulares gracias a la modalidad online. Ni siquiera lo será el hecho de tener que cambiar de ciudad o incluso de provincia.

Tampoco hay que obviar el ahorro de dinero y tiempo por las dos partes: el profesor y el alumno. El precio de las clases particulares online suele ser más reducido que el de las clases tradicionales, porque el profesor tiene mayor comodidad y puede organizar mucho mejor su tiempo, creando un presupuesto más favorable para el cliente. Tanto el uno como el otro salen ganando.

El tiempo tiene una gran influencia en los alumnos, que no tienen que desplazarse a ninguna parte pare recibir sus clases. De este modo se ahorran un tiempo muy valioso que pueden dedicar al estudio, lo que puede redundar en su beneficio a la hora de sacar adelante sus asignaturas.

Finalmente cabe destacar que las clases particulares online son más sostenibles. Los apuntes son digitales, lo que conlleva un ahorro en papel que es excelente para el medioambiente. Esto es algo que debemos valorar especialmente, ahora que son muchas las voces que nos advierten que nuestro planeta se resiente por el uso indebido de algunos recursos.

Comentarios