sábado 11.07.2020

UGT pide 32 horas semanales y un impuesto a robots en la automoción

La propuesta del sindicato industrial apela a que los operarios trabajen cuatro días cada semana

Vista de la planta de producción de la planta de Opel en Figueruelas | aec
Vista de la planta de producción de la planta de Opel en Figueruelas | aec

La sección industrial de UGT, UGT-FICA, ha propuesto una serie de medidas para la recuperación del sector automovilístico, entre las que se encuentran el establecimiento de una jornada de 32 horas semanales, que estarían repartidas en cuatro días, el desarrollo de planes de igualdad acordados con los sindicatos en todos los centros de trabajo y la creación de un impuesto a los robots según los beneficios que estos generen.

Entre las 23 propuestas para afrontar el “día después” del coronavirus en el sector del automóvil, UGT ha solicitado que se establezcan protocolos de prevención y salud ante el Covid-19 acordados con los sindicatos en los centros de trabajo, así como el mantenimiento del cobro del subsidio de desempleo para todos aquellos trabajadores que no tengan derecho, o acaben con él, afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) durante este año.

Contratos de relevo

Articular el contrato relevo en el sector, anticipar la edad de jubilación a los 60 años con coeficientes reductores a los trabajadores mayores de 52 años afectados por un ERE entre 2020 y 2021, indemnizaciones de entre 42 y 45 días por año trabajado en caso de despido por ERE durante los años 2020 o 2021, son otras de las peticiones que ha realizado la organización sindical.

UGT también pretende que se adecue el coste energético industrial al europeo, se den ayudas al achatarramiento de los vehículos antiguos, se potencie la instalación de centros de fabricación de baterías y se establezca una moratoria de la normativa europea de emisiones.

“El sector automovilístico puede moverse a dos ritmos. Una parte del sector exporta más del 80% de lo que produce y este estará a la tesitura de consumo que exista fuera de España y hay otra parte del sector que se verá afectada por la tesitura del consumo en España”, subrayó UGT.

En este sentido, para el sindicato las vías de actuación de las propuestas para el sector deben ser asegurar el empleo o condiciones de los posibles despidos, asegurar la competitividad de las empresas con otros países y facilitar el consumo interno hacia el sector industrial. l

Comentarios