sábado 20.07.2019

Varufakis asegura que el Gobierno griego ha traspasado ya “muchas líneas rojas”

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, aseguró ayer que Grecia ya ha traspasado “muchas líneas rojas” y “ha retirado muchas promesas electorales”,

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, en la sede de la Comisión Europea en Bruselas	efe
El ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, en la sede de la Comisión Europea en Bruselas efe

El ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, aseguró ayer que Grecia ya ha traspasado “muchas líneas rojas” y “ha retirado muchas promesas electorales”, porque tenía “el gran deseo de llegar a un acuerdo” con las instituciones. Varufakis se refirió así, en una entrevista, a la propuesta de acuerdo de 47 páginas que el Gobierno griego ha presentado a las instituciones acreedoras: Comisión Europea (CE), Banco Central Europeo (BCE) y Fondo Monetario Internacionl (FMI).

Afirmó que el Ejecutivo de Alexis Tsipras busca un pacto que conduzca a la superación de la crisis “de una vez por todas”, aunque recalcó que no firmará un plan que no sea viable y que implique seguir el camino de los gobiernos anteriores, que “hacían promesas sabiendo que no las iban a poder cumplir”.

El ministro de Finanzas describió las actuales conversaciones como “una renegociación de un contrato de préstamo de cinco años que no era sostenible”, y apuntó que la propuesta presentada por los socios es la que se hace “cuando uno no quiere un acuerdo”.

El propio Tsipras, tras una reunión con el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker, el miércoles, aseguró que las demandas de los acreedores eran inaceptables, pues exigían una subida del IVA sobre la factura de la luz de diez puntos porcentuales y el recorte de las pensiones para los jubilados con menores ingresos.

Durante un discurso el viernes en el Parlamento, Tsipras insistió en que su Ejecutivo quiere una “solución integral” que también resuelva la cuestión de la deuda y aseguró que la propuesta griega constituye una “base realista” para llegar a un acuerdo.

salida del euro

En referencia a una posible salida de Grecia del euro si las negociaciones fracasan, Varufakis indicó que eso deben responderlo las instituciones, pues el Gobierno griego ha hecho “todo lo posible” para que no suceda.

Sobre la agrupación de todos los pagos al FMI que Grecia debía hacer en junio para finales de este mes, el ministro de Finanzas subrayó que el país ha demostrado en los últimos cuatro meses que tiene liquidez suficiente para pagar sus obligaciones, pero recalcó que esto “no puede continuar siempre”.

Varios miembros del Gobierno declararon el viernes, fecha en la que vencía la primera devolución de 305 millones de euros al Fondo, que la decisión de no pagar fue política, ya que se contaba con el dinero.

Preguntado por qué Grecia no tiene la voluntad de seguir aplicando reformas, como han hecho otros países como España, Portugal e Irlanda, Varufakis defendió que las medidas que emprendió el Gobierno de Atenas han sido mucho más duras.

Dijo que mientras otros países han perdido “un 1%, un 2% o un 3% del PIB, Grecia ha perdido un 25%”, por lo que no puede haber las mismas reglas para todos.

El pulso de Grecia con los acreedores internacionales sorprendió esta semana con un inesperado giro por la decisión de Atenas de acogerse a un resquicio legal, usado la última vez por Zambia en 1980, para evitar pagar al FMI y agrupar sus deudas en una sola con vencimiento a finales de este mes.

Todo parecía listo para que Grecia devolviese los 305 millones de euros que vencían el viernes, del total comprometido de 1.600 millones de euros del mes de junio.

De hecho, la directora del Fondo, Christine Lagarde, se mostraba “confiada” en recibir el pago y defendía la propuesta común presentada junto al BCE y la CE esta semana como “flexible” y destinada a “suavizar” el ajuste necesario para “estabilizar” la economía griega.

Sin embargo, la sorpresa estallaba unas horas después cuando el portavoz del Fondo, Gerry Rice, enviaba un comunicado que hacía añicos el discurso previo de Lagarde.

En él, Rice explicaba que las autoridades griegas habían informado al FMI de que “planeaban agrupar los cuatro pagos debidos por el país en junio en uno solo, con vencimiento el 30 de junio”.

Comentarios