viernes 18.10.2019

El 092 puso más de una multa al día por aparcar en las paradas de autobús

Del más de medio millar de denuncias que se tramitaron en 2018 solo 21 vehículos fueron retirados por la grúa

el ideal gallego-2019-02-13-005-e2de5688
el ideal gallego-2019-02-13-005-e2de5688

La Policía Local tramitó a lo largo del año pasado 522 multas por vehículos que estaban estacionados en paradas de autobús y se procedió a la retirada de 21 automóviles por parte de la grúa.

La presencia de automóviles en las paradas de autobús es uno de los problemas constantes a los que se tienen que enfrentar los agentes de policía junto a otros como la doble fila.

El año pasado hubo más de medio millar de multas por ocupar el espacio reservado para los autobuses, lo que arroja un promedio de 43,5 multas cada mes, casi una y media al día.


La vigilancia, control y denuncia de esta clase de infracciones es una de las tareas habituales que llevan a cabo los agentes de la Policía Local en sus jornadas de trabajo. 


Además, a lo largo de los doce meses del ejercicio pasado se llevaron a cabo dos campañas específicamente centradas en el control de los estacionamientos antirreglamentarios, incluidos aquellos que tienen las paradas de autobús como principales protagonistas. Estas dos campañas se desarrollaron desde el 10 de enero hasta el 20 de abril, la primera de ellas, y desde el 1 de octubre hasta el 14 de diciembre, la segunda.


El problema de los vehículos aparcados en las paradas de autobús es un asunto que llevó al Gobierno municipal a tomar la decisión de realizar modificaciones en algunos puntos para eliminar los apartaderos, denominados bahías, y que son los espacios reservados para que los autobuses se aparten de la circulación para recoger y dejar pasajeros.


Ante esto, la nueva apuesta pasa por ampliar los espacios para los viajeros de manera que los autobuses tengan que parar en el carril de circulación y no apartarse como ocurría antes en todos los casos.


Esta es la decisión tomada por el Gobierno local para luchar contra los vehículos que estacionan en las paradas de autobús, ya que así no disponen del espacio para ello sin entorpecer la circulación.

Otro de los aspectos beneficiosos que se consideran en María Pita que aporta esta solución es que se contribuye a la ralentización de la velocidad a la que circulan los vehículos. Este aspecto fue explicado por el concejal de Movilidad, Daniel Díaz Grandío, durante el último Dillo ti, en el que algunos vecinos de Elviña lamentaron los inconvenientes que consideran que provoca este nuevo modelo. En concreto, expusieron las retenciones que hay en Salvador de Madariaga cuando para un autobús.

Comentarios