miércoles 20.11.2019

Acusan al abogado de Puigdemont de blanquear dinero para Sito Miñanco

La Audiencia Nacional cita a Gonzalo Boye que dejó recientemente la defensa del narcotraficante

Acusan al abogado de Puigdemont de blanquear dinero para Sito Miñanco

La juez de la Audiencia Nacional María Tardón citó mañana al abogado Gonzalo Boye y a dos supuestos testaferros en el marco de la investigación por presunto blanqueo de capitales vinculado al narcotraficante gallego José Ramón Prado Bugallo, alias Sito Miñanco, informaron fuentes jurídicas.

La titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 ordenó la comparecencia de los tres en calidad de investigados después de los registros practicados desde primera hora de ayer en Madrid, tanto en el domicilio del letrado como en otras dos propiedades de los dos supuestos testaferros, todas en Madrid.

Boye estuvo presente en el registro en el marco de una investigación de la Audiencia Nacional. En los otros dos registros estuvieron presenten otras personas, estos dos supuestos testaferros en esta investigación por blanqueo que está declarada secreta.

La juez Tardón, autorizó a la UDEF la entrada y registro de varias dependencias, incluida la vivienda de Gonzalo Boye en Madrid. Este abogado defendió al narcotraficante y en la actualidad es coordinador de la defensa jurídica del expresident Carles Puigdemont, fugado a Bélgica.

Esta investigación y los registros practicados, según detallan las fuentes consultadas, no tienen nada que ver con la defensa jurídica que presta Boye a Puigdemont, contra quien se volvió a emitir una orden europea de detención a consecuencia de la sentencia del procés que ahora tiene que resolver la Justicia belga.

Sito Miñanco fue detenido por orden de la Audiencia Nacional en febrero de 2018 en un gran operativo que incluyó varias ciudades españolas, causa en la que continúa investigado. Paralelamente, fue juzgado por la Audiencia Provincial de Pontevedra por blanqueo de capitales, vista en la que estuvo representado por Gonzalo Boye. Fue condenado a cuatro años de cárcel y a pagar una multa de seis millones de euros.

La investigación de la Audiencia Nacional es la que llevó a los registros de ayer, pero no es la primera vez que este tribunal investiga a Boye: en 1996 fue condenado a catorce años de prisión por colaborar con la banda terrorista ETA en el secuestro del industrial Emiliano Revilla. Salió en libertad en 2002.

Durante su tiempo en la cárcel completó la licenciatura de Derecho y desde su salida participó en algunas de las causas más conocidas, como el juicio por los atentados del 11-M en Madrid, ejerciendo de letrado de una de las víctimas.

Gonzalo Boye, chileno de nacimiento, también destacó como abogado en algunos casos contra el Estado español en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

En 2014 se incorporó al equipo jurídico que defiende a Edward Snowden, antiguo empleado de la CIA y de la NSA.

Comentarios