martes 29/9/20

El año pasado 1.358 vehículos fueron multados en el entorno de San Andrés y San Agustín

Más de ochocientas denuncias se produjeron en la primera de estas vías, de la que se retiraron 67 automóviles

El Ideal Gallego-2019-02-25-019-20682d42
El Ideal Gallego-2019-02-25-019-20682d42

El año pasado la Policía Local puso 1.358 multas a vehículos mal aparcados en San Agustín, San Andrés, y vías del entorno de esta última en la zona cercana a la parroquia castrense, de los que más de un centenar terminaron siendo retirados por la grúa municipal.

La mayor cantidad de las denuncias fueron formuladas en San Andrés, la calle más larga y una de las que tiene más tránsito de todas. En total fueron 843 las multas a vehículos en esta vía durante los doce meses del año pasado. De estas, 67 acabaron con traslado de la grúa.

En esta calle el aparcamiento está reservado al margen derecho, en sentido hacia la Estrecha de San Andrés, limitándose a labores de carga y descarga desde la confluencia con Pórtico de San Andrés hasta Torreiro de lunes a viernes en horario de ocho de la mañana a dos de la tarde y desde las tres hasta las seis.

San Agustín es otro de los puntos conflictivos en cuanto al aparcamiento irregular en esta zona de la ciudad. Así, a lo largo del año pasado los agentes de la Policía Local interpusieron 250 multas, de las que un 10% terminaron con los vehículos infractores retirados por la grúa.

En estos puntos los principales problemas de tráfico se producen de lunes a viernes y en horario de mañana, que es cuando más actividad existe. Estas vías son lugares con mucho tránsito de vehículos de transporte de mercancía y otros particulares que deben hacer recados y se topan con pocas opciones de aparcamiento, ninguna de ellas gratuita.

A pesar de que los casos de San Andrés y San Agustín son los casos con las cifras más elevadas, también destaca la cantidad de denuncias que se formularon en doce meses en el Boquete de San Andrés, una calle que discurre en paralelo a San Andrés y por uno de los laterales de la iglesia castrense.

Entre enero y diciembre del año pasado fueron 191 las multas impuestas a automóviles aparcados de manera irregular, prácticamente uno cada dos días. La particularidad de esta vía es que la circulación está prohibida salvo en el caso de los propietarios de plazas de garaje en esta calle. Además, existe un espacio de cinco metros que está reservado para servicios religiosos, pero en el resto de los casos no se puede ni circular ni aparcar, algo que no se respeta totalmente vistas las cifras de denuncias.

De los casi doscientos automóviles que fueron multados en esta pequeña calle, 34 fueron posteriormente retirados por la grúa municipal.

Entre San Andrés, San Agustín y el Boquete suman la mayoría de las multas en las vías de esta zona, pero también hubo 64 en la Estrecha de San Andrés, una calle en la que tampoco está permitido el aparcamiento.

Esto es lo mismo que sucede en Pórtico de San Andrés, que sirve para conectar la calle del Orzán con San Andrés, pero en la que hubo una decena de multas en doce meses. 
Como sucede en las vías anteriores, los vehículos utilizan las zonas reservadas para peatones para estacionar durante periodos más cortos o largos.

Para intentar controlar que se respeten las regulaciones de aparcamiento en estas calles, la Policía Local se distribuye de lunes a viernes y en tandas de mañana y tarde con una dotación, que entre otras labores también tiene encomendada la vigilancia y control de este tipo de infracciones.

Comentarios