viernes 10.07.2020

Asturias se convierte en la primera comunidad autónoma libre de Covid-19

El Principado lleva dos semanas sin detectar contagios, algo que Barbón considera “un logro para el pueblo”
El presidente del Principado, Adrián Barbón, en rueda de prensa
El presidente del Principado, Adrián Barbón, en rueda de prensa

El Principado de Asturias se convirtió en la primera comunidad autónoma en acumular dos semanas sin nuevos positivos por el Covid-19, una de las variables analizadas por las autoridades sanitarias para estudiar la evolución y el control de la pandemia. 

En concreto, Asturias lleva diecisiete días sin notificar nuevos positivos, según la estadística del ministerio de Sanidad, lo que mantiene la cifra acumulada de contagios desde el inicio de la pandemia en 2.435, sobre un total nacional de 248.770.

Aún permanecen seis enfermos ingresados en hospitales, cinco de ellos en la UCI y uno en planta, según la consejería de Sanidad del Principado.

De acuerdo con los datos publicados ayer por el Ministerio, sólo la ciudad autónoma de Ceuta lleva dos semanas sin registrar nuevos casos, mientras que Melilla acumula dos y La Rioja, ocho.

En este sentido, el director de Salud Pública del Principado, Rafael Cofiño, puso en valor en trabajo “eficiente” que se hizo en la comunidad autónoma para la detección precoz de nuevos casos.

Así, puso como ejemplo un brote registrado a finales de mayo en una residencia de ancianos, en la que, en sólo veinticuatro horas, se logró realizar test PCR a todos los usuarios y trabajadores y estudiar todos los contactos estrechos para controlar la situación.

Con una población de poco más de un millón de habitantes, en Asturias se realizaron desde el inicio de la pandemia 213.749 pruebas para detectar contagios, de las que 125.889 son PCR y 87.860 test de anticuerpos. 

Cofiño admitió que al haber menos virus circulante también hay un menor riesgo de transmisión, pero subrayó la necesidad de mantenerse alerta y cumplir con las medidas de protección en un momento en el que se restableció la movilidad con otras comunidades con una mayor incidencia y en el que además podría reducirse la percepción del riesgo.

Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, otras comunidades se encuentran aún lejos de los cero casos en 14 días.

No obstante, Cofiño admitió que en Asturias también puede llegar un brote “en cualquier momento”, por lo que las autoridades sanitarias seguirán trabajando “todo el verano” pensando también en la posibilidad de una segunda ola epidémica del virus que dejó en España 28.343 fallecidos, 335 de ellos en el Principado. 

“Un logro para el pueblo”
Por su parte, el presidente del Principado de Asturias, el socialista Adrián Barbón, aseguró ayer que los datos epidemiológicos relativos a la situación del coronavirus en Asturias son “un logro del pueblo asturiano”. 

Sin embargo, el regidor asturiano también pidió que la región no reciba estos datos “con triunfalismos”, por lo que aprovechó para llamar a “no bajar la guardia”.

En una entrevista a la Cadena Ser, el presidente señaló que los datos asturianos, por los que lleva sin detectarse un caso positivo desde el 11 de junio, “demuestran que la lucha merece la pena”.

Aunque ahora Asturias sea una región “libre” de coronavirus, eso no implica, en opinión del presidente asturiano, que “estemos libres de que haya un rebrote” en los próximos días.  

Es por ello, y dado que todavía no hay una vacuna ni tratamiento efectivo contra el coronavirus, que Barbón apela a estar “permanentemente” con mascarilla. 

“Es bien sencillo entender que la nueva normalidad significa que no hay normalidad hasta que haya vacuna”, agregó. 

Por otro lado, el presidente asturiano pidió a la Unión Europea que analice los sistemas de control de la pandemia en los países de los que procedan visitantes, y reclamó mayor coordinación entre los sistemas sanitarios de los países europeos.

Comentarios