domingo 29/11/20

El Ayuntamiento dará mañana el visto bueno al plan de reforma de la calle del Rosario

La mejora de la Ciudad Vieja cuenta con tres millones para renovar el pavimento y eliminar las aceras

el ideal gallego-2019-02-07-011-c467cb7d
el ideal gallego-2019-02-07-011-c467cb7d

El Ayuntamiento anunció que dará el visto bueno mañana al proyecto de urbanización de la calle de Nuestra Señora del Rosario, en la Ciudad Vieja. Se trata de una parte de una paquete mayor de obras que también afecta a la segunda fase de repavimentación de la zona de La Maestranza, la Fundación Luis Seoane y las calles Damas y Cortaduría., la Concejalía de Regeneración Urbana se vio obligada a esperar el visto bueno de Dirección Xeral de Patrimonio, después de que intentara llevara  a cabo las obras sin su beneplácito.  En total, la inversión asciende a más de tres millones de euros, el 80% proveniente de los fondos europeos . 


Todavía se ignora cuándo empezarán las obras, puesto que primero deben licitarse. El presidente de la asociación de vecinos, Pedro Roque, se felicitó por la noticia, aunque recordó que las obras son urgentes, debido al gran deterioro del pavimento que en algunos casos, como la de Cortaduría, ha provocado caídas. 


El concejal del área, Xiao Varela, explicó que con la creación de una plataforma única de cantería, eliminando las aceras, se da un paso de más para la eliminación de barreras arquitectónicas, que comenzó cuando se peatonalizó el casco histórico. La instalación de lajas de granito en el suelo permitirá nivelarlo todo. Para ello, está previsto eliminar los parterres de la parte superior de la calle.

Reforma integral 
“Es el principio de la rehabilitación integral de la Ciudad Vieja”, consideró Roque que añadió que “el entorno de Luis Seoane se va a ajardinar eso un poco y se convertirá en un espacio abierto al mar que completará un poco con la muralla”.   También recordó que es importante que a la hora de hacer “no nos olvidemos de infraestructura y soterramiento de cableado. Esperemos que sea así, porque se nos ha dicho”.

La Concejalía reconoció que muchas canalizaciones, como electricidad o telecomunicaciones recorren actualmente las fachadas, pero que esta situación se solventará. 

Está previsto que las obras duren seis meses. “Es inevitable que sea un proceso más o menos lento pero la rehabilitación debe ser más medio plazo  que a largo. No se puede demorar diez años”, advirtió Roque.

Comentarios