martes 10.12.2019

La campaña pone en riesgo la mayoría de Pedro Sánchez para aprobar reales decretos

La oposición pide a los socialistas que no utilicen su posición en la Moncloa para intentar ganar votos

 

La campaña  pone en riesgo  la mayoría de Pedro Sánchez  para aprobar reales decretos

La precampaña electoral en la que parecen estar ya todos los partidos políticos va a dificultar aún más al Gobierno la posibilidad de aprobar medidas a través de reales decretos en la Diputación Permanente tras disolverse las Cortes y mientras el Ejecutivo está en funciones.

Fuentes del grupo socialista reconocieron que el que los partidos estén ya en campaña electoral unido a que la mayoría en la Diputación Permanente es más ajustada que en el pleno puede hacer difícil que esas reformas vean la luz.

Una mejora para la gente
El PP, Cs, el PNV y el PDeCat criticaron ayer en el Congreso que Sánchez pretenda seguir gobernando a través de “decretazos” convalidados en la Diputación Permanente mientras está en campaña electoral, y a esas críticas se suman las advertencias de Unidos Podemos, que avisó de que solo apoyará las medidas que supongan una mejora para “la vida de la gente”.


“Si son una pantomima para la campaña electoral desde luego no estaremos ahí”, dijo la portavoz de Podemos, Irene Montero.

Para el PSOE, sin embargo, convalidar los decretos en la Diputación Permanente mientras las Cortes están disueltas hasta las elecciones entra dentro de la normalidad democrática, aunque es consciente de que el periodo puede trastocar las mayorías.

La portavoz socialista en el Congreso, Adriana Lastra, aseguró que el Gobierno va a “gobernar hasta el último minuto” e intentar aprobar asuntos de urgencia social, como la extensión del subsidio por desempleo para los mayores de 52 años.

Puesta en escena
Lastra dio por hecho que habrá “puesta en escena y electoralismo” de los grupos, pero se mostró convencida de que los asuntos que el Gobierno estudia aprobar por decreto ley y que ya estaban en el acuerdo presupuestario, contarían con el apoyo de Unidos Podemos, a quien se refirió como un socio “leal”.

Reforma electoral
Pero Unidos Podemos mantiene en alto sus exigencias al Ejecutivo. Irene Montero reclamó al Gobierno que se siente “a negociar ya” porque hay “tiempo para derogar la reforma laboral”, tal y como se comprometió, ya que todavía no les trasladó sus intenciones respecto a esta iniciativa.


Sin embargo, también adelantó que sí están negociando ya en materia de vivienda y alquileres y que es posible que pueda haber un acuerdo.


Lo que Montero también ve “curioso” es que al Gobierno le entre ahora la “prisa” por aprobar lo que no ha hecho en todos los meses anteriores, lo que puede llevar a pensar que está “utilizando la Moncloa” para hacer campaña.


En esa línea, el líder del PP, Pablo Casado, puso en cuestión que Sánchez pretenda utilizar la Moncloa y el Parlamento para hacer “en ocho días lo que no ha hecho en ocho meses”.


También la portavoz adjunta de Cs Melisa Rodríguez criticó que el Gobierno recurra a “los decretazos” y se aproveche del BOE para hacer campaña electoral.


“Estamos viviendo la campaña electoral más cara y más larga de la historia”, dijo Rodríguez, cargando contra Sánchez por “imponer” sus políticas sin ese diálogo del que “tanto alardea”.

El portavoz del PNV, Aitor Esteban, opinó que la vía de los decretos leyes “suena más a precampaña” y avanzó que en las actuales circunstancias no se dan las condiciones para que su grupo vote a favor.

Esteban explicó que para convalidar los decretos en la Diputación Permanente se vota sí o no, sin opción de que haya tramitación ni de negociar cambios en el texto, lo que el PNV cree que “no debería ser lo habitual”.


En el PDeCat, su portavoz, Carles Campuzano, acusó a la mayoría de la Mesa que forman el PP y Cs de haber “obstruido” la actividad parlamentaria con su “no” a la tramitación de varios proyectos legislativos y cuestionó que Sánchez intente aprobar medidas a través de decretos.


A su juicio, el presidente del Gobierno “cometió un error” al adelantar las elecciones al 28 de abril puesto que tendría que haber continuado al menos hasta el otoño para tener tiempo de tramitar los proyectos.


Ante la opción de la convalidación en la Diputación Permanente, el PDeCat rechaza esta posibilidad “desde el punto de vista formal”, si bien Campuzano confirmó que mantiene contactos “informales” con el Gobierno y que apoyará los decretos cuyo contenido vea necesario.

Comentarios