sábado 06.06.2020

El Clínico de Madrid es el primer hospital incluido en el ensayo de la OMS sobre el virus

El estudio, que se desarrollará en al menos 45 países, busca evaluar y obtener evidencias sobre posibles curas
Fachada del hospital Clínico San Carlos | joaquín corchero (efe)
Fachada del hospital Clínico San Carlos | joaquín corchero (efe)

El Clínico San Carlos de Madrid es el primer hospital en España y el segundo en el mundo que participa en el programa Ensayo de Solidaridad de la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el que casi 50 países compartirán conocimientos para acelerar la búsqueda de vacunas y curas contra el Covid-19.

Este ensayo clínico multicéntrico, que por el momento se ha puesto en marcha en España y Noruega pero prevé desarrollarse en al menos 45 países, busca evaluar y obtener evidencia sobre la eficacia de tratamientos en pacientes hospitalizados que han dado positivo en coronavirus.

El director del Instituto de Investigación del Clínico San Carlos, Antonio Portolés, dice que “no existe ningún tratamiento disponible contra la enfermedad Covid-19” y que “la utilización de medicamentos sin evidencias sólo nos ofrece reacciones adversas, costes y dudas”.

“Tras tres meses de pandemia, decenas de miles de tratamientos realizados y cientos de estudios publicados, no tenemos evidencia sobre la eficacia o falta de ella de las opciones de tratamiento, debido a que estos estudios no eran controlados. Esto nos lleva a tener que planificar ensayos clínicos controlados y autorizados para obtener evidencias”, explica Portolés. 

A través de un comunicado, la Comunidad de Madrid agrega que diez centros sanitarios españoles ya se han adherido al programa de la OMS, e iniciarán sus ensayos “en los próximos días”.

Pruebas
Estos ensayos, apoyados por la OMS, trabajan principalmente con cuatro tratamientos. Un primero testa en pacientes de Covid el uso del antiviral “remdesivir”, producido por la compañía Gilead y usado contra el ébola, mientras que otro combina “lopinavir” y “ritonavir”, comúnmente usados para portadores de VIH.

Un tercero añadiría a esos dos antirretrovirales el uso de “interferon beta”, usado contra la esclerosis múltiple, y el cuarto prueba en pacientes la “chloroquina”, un medicamento utilizado contra la malaria y el reumatismo, disponible en casi todos los lugares del mundo.
Según precisa la Comunidad de Madrid, “los pacientes que acepten participar en el ensayo, mayores de 18 años y con positivo confirmado en laboratorio, que no reciben ninguno de los medicamentos del estudio y sin contraindicaciones para ellos, serán aleatorizados entre todos los regímenes de tratamiento disponibles localmente con cinco posibilidades”.

Los resultados serán examinados por “un comité mundial de vigilancia y seguridad de datos” para comprobar si alguno de los tratamientos “ralentiza la progresión o mejora la supervivencia” a la enfermedad. 

Protección para sanitarios 
Tras días de críticas y reclamaciones, diferentes juzgados han comenzado a atender las demandas de los sanitarios al exigir a las autoridades que les doten de material de protección, al tiempo que la Fiscalía investiga el fallecimiento de ancianos a causa del coronavirus en algunas residencias. 

En la segunda semana del estado de alarma se ha abierto un nuevo frente, el judicial, donde también ha llegado alguna denuncia contra líderes políticos por permitir manifestaciones como la del 8M. 

Pero han sido principalmente los profesionales de la salud quienes, de la mano de representantes y sindicatos, han acudido a la Justicia para exigir protección para combatir el avance del coronavirus. 

Varios juzgados del país han ordenado a las autoridades competentes que provean de equipos de protección a estos profesionales, que integran un sector especialmente golpeado por el virus con 9.444 contagios confirmados el pasado viernes. Algunas comunidades ya han anunciado su intención de recurrir. 

Actuaciones que se unen a las de varias fiscalías, que vigilan la situación de otro colectivo duramente afectado por el Covid-19, el de los mayores en las residencias. 

Algunas ya han abierto una investigación y otras han acordado recabar información sobre varios centros, mientras que la Fiscalía General del Estado anunció la apertura de diligencias para determinar si en algunas residencias hay ancianos enfermos en malas condiciones de salubridad, así como residentes fallecidos por el coronavirus. 

También recalaron en los tribunales dos denuncias de tono político, una contra el delegado de Gobierno en la Comunidad, José Manuel Franco, por permitir manifestaciones como el 8M, a petición de un particular, que también dirigió otra demanda contra Pedro Sánchez en el Supremo.

Comentarios