domingo 6/12/20

Eirís denuncia la Torre de Valparaíso como foco de basura y excrementos

Los vecinos critican la falta de información sobre los vestigios y el abandono al que está sometido

La casa-fuerte es el elemento principal de una construcción con caballerizas y muros adosados | pedro puig
La casa-fuerte es el elemento principal de una construcción con caballerizas y muros adosados | pedro puig

Se pensó musealizarla, ponerla en valor e incluso reconstruir el arco de la entrada principal, pero lo cierto es que los trabajos no se culminaron hace cuatro años y todo quedó en nada. Hoy la torre de Valparaíso pasa desapercibida ante los ojos del viandante. Es más, las redes sociales se pueblan muchas veces de imágenes con los restos como foco de basura y excrementos de perros. 


En 2017, la concejala de Medio Ambiente, María García, anunció una nueva intención de realzarla con una ruta a pie que conectase los vestigios con el barrio de Eirís y que se complementase refrescándole la memoria de la ciudad a los coruñeses con visitas guiadas. Sin embargo, las piedras solo tienen como inquilino a residuos que se depositan entre lo verde, dentro de un conjunto para el que el museólogo Felipe Senén pide mantenimiento porque se trata de un área que “sufrimos todos” al estar próximo al Chuac. 

Recuerda las excavaciones que tuvieron lugar para rescatar los antiguos caminos de A Coruña que transcurrían en esta atalaya, viales de época romana: “con el primitivo acceso donde el campo de fútbol y el inglés, aparte del istmo”. 


En este sentido, señala que junto con Elviña, Eirís fue un valor estratégico muy interesante por la amplia vista que permitía controlar un trozo grande de costa de Oza y la península. 


Esa visión se fue perdiendo con la masiva construcción de edificios, pero “aquí había casonas de fidalguía que practicamente están perdidas, tamén en Lavedra as había”. La torre, en concreto, fue un pazo arrasado por el fuego en la batalla de Elviña al ser tomada por los franceses que terminaron arrasándola. Senén explica que, en la actualidad, forma parte de un espacio verde al “estilo inglés, que lle vai moi ben a esta zona malamente urbanizada”. Sobre ella, exige un plan de mejora que atienda a los usuarios del hospital y a los vecinos, en general, tanto en metros para el ocio y la dispersión como de aparcamiento. 


En el libro “Torres, pazos y linajes de la provincia de La Coruña”, de Carlos Martínez Barbeito, se constata la importancia del distrito por las casas que se levantaron antaño. Otra de ellas, la que estaba en el mismo punto donde hoy se dan clase en Montespiño, era la de la familia Jaspe de Montenegro, que eran antepasados de Simón Bolívar, y que desapareció para siempre.

Comentarios