jueves 04.06.2020

El Ejecutivo destina 300 millones para la atención a mayores y dependientes

Sanidad eleva a orden ministerial el cierre de centros sin condiciones, la atención médica y el límite de visitas

El Ejecutivo destina 300 millones para la atención a mayores y dependientes

El vicepresidente del Gobierno y Ministro de Derechos Sociales y para la Agenda 2030, Pablo Iglesias, informó de que el Ejecutivo ha creado un fondo social extraordinario dotado con 300 millones de euros para reforzar la asistencia a domicilio de personas mayores, dependientes o con discapacidad afectadas por el cierre de centros de día o centros sociales, y que “en muchos casos están solos y solas en sus casas”.

Así lo puso de manifiesto Iglesias durante la rueda de prensa telemática desde La Moncloa, que ofreció ayer junto al ministro de Sanidad, Salvador Illa, que delegó en Pablo Iglesias la coordinación de los servicios sociales con las comunidades.

Garantizar la asistencia

“Estamos reforzando así la asistencia a domicilio para garantizar la salud, el apoyo, la vinculación al entorno, la seguridad y la alimentación de todas estas personas”, destacó.

El vicepresidente apuntó que este fondo de 300 millones servirá también para reforzar y ampliar los dispositivos de teleasistencia domiciliaria; para reforzar las plantillas de los centros de los servicios sociales y las residencias de mayores, “uno de los lugares más vulnerables en esta emergencia sanitaria”.

En este sentido, reconoció que las “plantillas” de las residencias de personas de edad avanzada “están desbordadas” y ha agregado que “en muchos casos no han dispuesto de los equipos de protección individual necesarios” para atender a personas afectadas por el coronavirus. Así, señaló que los protocolos previos para episodios de gripes epidémicas “están desfasados y no sirven en la actual situación”.

Según Iglesias, para el Gobierno “es una prioridad absoluta responder a la situación que se está originando en los centros de mayores y este fondo de 300 millones de euros va a emplearse para este fin”. “Ya estamos trabajando con el Ministerio de Sanidad para que los equipos lleguen cuanto antes”, remachó.

En la comparecencia conjunta, el ministro de Sanidad ha detallado que el protocolo de atención que existía desde el pasado 5 de marzo para evitar el contagio por coronavirus en residencias de ancianos, se convertirá en una orden, que prevé el cierre de las residencias que no cumplen las mínimas condiciones, garantiza la atención médica mínima en los centros y limita las visitas.

Situación en el Estado

Según los últimos datos facilitados por las comunidades autónomas, en Madrid ayer murieron nueve personas en una residencia, cuatro por coronavirus, mientras que en los otros cinco casos no fue confirmada la causa de la muerte, mientras que en Extremadura falleció otro residente.

A pesar de las cifras, el director del Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón, comentó, en rueda de prensa, que la letalidad en las residencias en España “no es mayor” que en la de otros países, aunque reconoció: “Seguimos teniendo problemas”·

En la Comunidad de Madrid, cuatro mayores de la residencia Albertia Moratalaz fallecieron ayer, otros cinco murieron pero no pudieron ser confirmados como fallecimientos a causa del Covid-19, y quince presentan síntomas compatibles con la enfermedad, informó el centro concertado.

No obstante, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, descartó pedir al Gobierno central que el personal sanitario del Ejército ayude en las residencias de mayores para abordar las situaciones críticas, rechazando así la posibilidad planteada por el consejero de Políticas Sociales, Alberto Reyero.

Extremadura acumula nueve fallecimientos, uno más que hace 24 horas, y la última víctima fue un interno de la residencia de Santiago de Alcántara (Cáceres), lo que eleva a tres las muertes en este centro, ha informado la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales.

Por su parte, el Gobierno de Castilla-La Mancha emprenderá acciones legales para esclarecer el fallecimiento de quince residentes en un centro de Tomelloso (Ciudad Real).

En el País Vasco, en Gipuzkoa se registraron once nuevos positivos en residencias de mayores y de personas con discapacidad del territorio, informó la Diputación.

Cuatro de estos casos se han producido en la residencia de mayores Iurramendi de Tolosa, mientras que otros seis se registraron en un centro para personas con discapacidad de Hondarribia, y el otro en el centro Berriz 1 de San Sebastián.

En cuanto a la situación de las residencias en Cataluña, en una de las cuales, situada en Capellades (Barcelona), fallecieron seis personas, la consejera de Salud, Alva Vergés, aseguró que “irá llegando material” de protección para los profesionales que atienden a estos usuarios.

En la Comunidad Valenciana, las dos residencias de mayores con casos de coronoavirus, son la de Torrent, donde hay 34 trabajadores y 57 residentes positivos, de los que seis están hospitalizados, y la de Alcoi, que tiene 58 residentes y 10 trabajadores con síntomas.

En Castilla y León, en las últimas 24 horas, se han registrado 9 casos positivos con 70 pacientes aislados, en residencias de mayores. l

Comentarios