jueves 29/10/20

El Racing perdona y paga

RACING 1 - 1 ALONDRAS
 

El equipo ferrolano, que en la primera parte tuvo ocasiones para marcar más de un gol, fue claramente superado en la segunda por un Alondras que empató

Aunque ya son 17 las jornadas que el Racing lleva sin encajar una derrota, la forma en la que ayer amplió este guarismo no le deja, para nada, un buen sabor de boca. Al contrario, el empate con el que saldó su encuentro frente al Alondras le deja un regusto amargo porque, tras una primera parte en la que generó ocasiones como para marcar más del tanto que consiguió, en la segunda se vio netamente superado por un adversario que, al final, rescató el empate. A pesar de ello, el cuadro verde mantiene el liderato del grupo 1, pero ahora con el Bergantiños empatado a puntos en la clasificación.


Al Racing no le resultó tan cómodo como otras veces el partido de ayer. Pero, a pesar de la oposición que encontró en el Alondras, el equipo ferrolano fue intensificando su dominio de manera paulatina. Ya había empezado con un lanzamiento al poste de Joselu, siguió con un cabezazo de Armental al larguero, continuó con una situación que Seoane y Juan Antonio no acertaron a resolver... Muchas oportunidades para anotar, pero ningún tanto en el marcador.

El empuje racinguista se hizo más notable pasada la media hora de juego y acabó traduciéndose en el gol con el que se puso por delante en el marcador. Una jugada individual por la banda izquierda terminó con un pase que, tras ser rechazado por varios rivales, quedó suelto dentro del área para que Joselu lo empotrase en la portería rival y permitiese al Racing llegar al descanso en ventaja.

Cambio
Empezó la segunda parte con una acción en la que Juan Antonio, tras combinar con Armental, no fue capaz de resolver ante el portero visitante. Esta acción, sin embargo, fue algo puntual en un período en el que el Alondras se adueñó de la situación. Para ello se aprovechó de un rival que no estuvo tan junto como hasta entonces y eso le hizo llevarse sustos como el remate al larguero de Yelco.

Lo exiguo de la diferencia en el marcador hizo que el final del partido no fuese nada tranquilo para el Racing. Al  contrario, el empuje del Alondras fue a más con el paso de los minutos, mientras que el equipo ferrolano empezaba a jugar cada vez más pegado a su portería, a expensas de que el rival pudiese sacar provecho de alguna acción de ataque. Y esta llegó a falta de dos minutos para el final del tiempo reglamentario, cuando una acción de Pardavila por la izquierda que Österholm remachó a gol... y en el empate definitivo.

Comentarios