domingo 9/8/20

El excontable desvincula a la infanta de las actividades de Nóos

El excontable del Instituto Nóos Marco Antonio Tejeiro desvinculó ayer a la infanta Cristina de las actividades desarrolladas por la entidad, aseverando.

Spain's Princess Cristina (front) and her husband Inaki Urdangarin leave court after attending trial in Palma de Mallorca, Spain, February 9, 2016. REUTERS/Enrique Calvo
Spain's Princess Cristina (front) and her husband Inaki Urdangarin leave court after attending trial in Palma de Mallorca, Spain, February 9, 2016. REUTERS/Enrique Calvo

El excontable del Instituto Nóos Marco Antonio Tejeiro desvinculó ayer a la infanta Cristina de las actividades desarrolladas por la entidad, aseverando que, pese a que junto al que fuera secretario personal de las Infantas, Carlos García Revenga, formaba parte de la Junta Directiva como vocal, no desarrollaba labor alguna en la asociación.

Así lo puso de manifiesto a preguntas del fiscal anticorrupción Pedro Horrach durante el juicio que se celebra en Palma por el caso Nóos, en el que señaló que la hermana del Rey Felipe VI, socia junto a su amarido de la empresa Aizoon –una de las mercantiles “pantalla” que integraban el entramado urdido por Iñaki Urdangarin y Diego Torres para desviar fondos públicos–, nunca le entregó ninguna factura ni le dio orden alguna. Es más, recordó haberla visto “solo dos veces”: la primera cuando fue a las oficinas del Instituto a buscar a su esposo, y la otra “cuando me invitaron al cumpleaños” del exduque. 

Preguntado por la composición de la Junta Directiva de Nóos, Tejeiro precisó que junto a la infanta y García Revenga formaban parte de ella los propios Urdangarin, Torres y el secretario de la entidad, Miguel Tejeiro.

En el caso de Revenga, manifestó que no desarrollaba ningún trabajo en la asociación y “en el despacho no estaba nunca”. Según recordó, tan solo le vio en una ocasión con motivo de uno de los foros Valencia Summit organizados por el Instituto.

El exsecretario de las infantas fue imputado durante la instrucción de la causa después de que Torres aportase varios correos en los que figura su nombre y con los que este pretendía acreditar la labor de asesoramiento que Revenga habría llevado a cabo con Urdangarin respecto a su actividad empresarial.

Papel de Revenga

El propio Revenga, para quien fue posteriormente archivado su encausamiento, explicó que su inclusión en el Instituto obedeció a la presencia de la Infanta como vocal en la entidad y a la confianza que Iñaki Urdangarin tenía en él depositada en relación con las cuestiones protocolarias.

Revenga aseveraba, de hecho, cómo la providencia por la que fue citado a declarar en calidad de imputado “no atribuía hechos concretos de carácter delictivo” contra él, más allá de su vinculación formal a Nóos, “que no material”, entre el 23 de septiembre de 2003 y el 20 de marzo de 2006. 

Es más, aseveraba que tampoco existe informe policial, administrativo tributario o escrito de cualquiera de las acusaciones personadas que tuvieran carácter incriminatorio.

El nombre del exasesor de las Infantas figura en varios de los emails que Torres entregó al juez, entre los que consta un correo en el que el exduque le indicaba dónde debía ingresar su esposa, la infanta Cristina, los ingresos correspondientes a sus honorarios de Zarzuela.

En un breve email se limitaba a señalar a García Revenga que “las transferencias que le ingresan a doña Cristina correspondientes a sus honorarios de Zarzuela deberían ingresarse a partir de enero en esta cuenta”, indicando a continuación el número de la cuenta bancaria.

En otra de las correspondencias, fechada el 7 de julio de 2003, el marido de la infanta Cristina desplegaba la confianza que tenía en García Revenga con frases como “Qué tal Carlos, cómo te ha ido el finde... Nosotros bien, en Palma te puedes imaginar lo a gusto que hemos estado. Playa, piscina, heladito en Portals, parque... Vaya, que completito”.

Comentarios