martes 22.10.2019

Fallecen dos militares al estrellarse con un avión de instrucción en el mar Menor

El fallo en la nave se produjo en la tercera maniobra y después de realizar un vuelo previo por la mañana

Fallecen dos militares al estrellarse con un avión de instrucción en el mar Menor

El comandante gaditano de 50 años Daniel Melero y la alferez cordobesa Rosa María Almirón, de 20 y alumna de tercero en la Academia General del Aire, de San Javier (Murcia), fallecieron ayer al estrellarse con un avión de instrucción en el mar Menor, donde murió el 26 de agosto otro piloto militar en un C-101.

Un fallo del motor durante la maniobra de despegue fue el motivo por el que el Enaer T-35C Pillán o Tamiz, que había sido revisado esa misma mañana y había efectuado un vuelo anterior al accidentado, cayó al agua en las instalaciones del club de regatas de la pedanía de Santiago de la Ribera, cerca de la playa de Barnuevo y de la sede de la academia del Ejército del Aire.

Según declaró la ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, en la base de El Goloso (Madrid), la aeronave que se usa para la enseñanza de los nuevos pilotos hizo también ayer un vuelo y el problema en el segundo realizado surgió en “la tercera maniobra”. “Ha hecho parada de motor y se ha impactado”, concretó Robles, quien al referirse también a la muerte a finales de agosto del comandante Francisco Marín por causas aún no aclaradas subrayó que ambos sucesos han causado “mucho dolor y sufrimiento” en las fuerzas armadas, que “siempre tienen la moral muy alta”. “Entra dentro de su profesión, pero en cualquier caso es muchísimo dolor. Es tremendo”, incidió.

Buceadores rescatadores encontraron los cadáveres de los dos militares un par de horas después del accidente y los trasladaron en sendas camillas hasta una ambulancia militar que aguardaba en el pantalán del club náutico, desde donde fueron trasladados a la academia.

Mientras el Ayuntamiento de San Javier cerró al baño las playas y declaró un día de luto por estas dos pérdidas que siente como propias por su vinculación con la academia. Según su alcalde, José Miguel Luengo, se sucedieron las condolencia, empezando por las de sus compañeros del Ejército del Aire. l

Comentarios