Feijóo y Ayuso exhiben unidad en su primer Dos de Mayo tras la crisis del PP

Feijóo y Ayuso saludan al público/EFE/Sergio Pérez

En su primer Dos de Mayo juntos y sin restricciones después de dos años de pandemia, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y el nuevo líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, han exhibido unidad y complicidad, en un intento de cerrar las heridas abiertas por la crisis interna.


Cuando se cumple exactamente un mes del relevo de Pablo Casado como presidente de los 'populares' después de las acusaciones cruzadas de espionaje y corrupción que motivaron su salida del partido, Feijóo ha arropado a Ayuso en el Día de la Comunidad de Madrid, en el que se han dado un baño de masas, con 'selfies' y besos sin mascarilla incluidos, al grito de "presidente de España" y "presidenta".


A pocas semanas de que Ayuso sea elegida como presidenta del PP de Madrid, Feijóo ha respaldado su candidatura, que abrirá una nueva etapa para rebajar "la crispación en la política española", si bien la dirigente madrileña ya ha mostrado su intención de seguir confrontando con el Gobierno de Sánchez y mantener su estilo propio.


Pese a una aparente diferencia de modelos políticos, una fuente próxima al presidente del PP ha insistido en esa complicidad de Feijóo con Ayuso y también en el entendimiento con su jefe de Gabinete, Miguel Ángel Rodríguez, que también ha asistido al acto y que se ha mostrado cercano a Feijóo durante la jornada.


Desde su entorno también han descrito como un buen "tándem" el de Feijóo y Ayuso y han normalizado las referencias de la presidenta madrileña a la política nacional: "Todos los presidentes autonómicos tienen dos gorros, el autonómico y el nacional".


Este Dos de Mayo ha sido el primero, de los tres que ha presidido desde 2019, en el que Ayuso ha contado con la presencia de un miembro del Gobierno, el ministro de Presidencia, Félix Bolaños, ya que en otras ocasiones se ha limitado a la asistencia de la delegada del Gobierno, Mercedes González.


Bolaños, con quien Ayuso ha mantenido una breve conversación junto al consejero de Presidencia, Enrique López, también ha querido trasladar el "compromiso" del Gobierno de Pedro Sánchez con la Comunidad de Madrid, frente a los mensajes de la presidenta en su discurso que, pese a ser más institucional que en anteriores ocasiones, ha puesto a la región como "la España con ganas".


Todo ello en una jornada en la que a primera hora de la mañana, justo antes de los actos del Dos de Mayo, se ha conocido al espionaje que han sufrido el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, a través del programa "Pegasus", algo que para Ayuso no es "casualidad", según ha señalado en una entrevista con Telemadrid.


Como es habitual, han asistido todos los expresidentes de la Comunidad de Madrid -salvo Ignacio González-, con los que ha conversado por separado tras el homenaje a los caídos en la Real Casa de Correos, a los que han asistido más de 700 invitados, como en los actos institucionales previos a la covid-19, con cóctel incluido sin apenas mascarillas, salvo alguna aislada.


También ha estado presente el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, quien ha dejado el protagonismo al nuevo líder del PP y a la presidenta madrileña, así como todos los portavoces de la oposición del Ayuntamiento y la Asamblea, que han aprovechado para cargar contra el Gobierno de Ayuso con la excepción de Vox, que ha dirigido sus críticas hacia el regidor.


Mayoría más amplia para Ayuso

Por otra parte, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, mantiene el apoyo electoral que recibió en las elecciones autonómicas del 4 de mayo de 2021 y en los comicios de la primavera de 2023 aún ampliaría su mayoría con un escaño más en el Parlamento regional, según un sondeo de NC Report para el diario La Razón.


A dos días de cumplirse un año de su victoria electoral, en la que obtuvo 65 diputados (a cuatro de la mayoría absoluta, 69), la encuesta augura para las elecciones del próximo año un 45,5 % de respaldo electoral a Ayuso, que lograría 66 diputados para la Asamblea de Madrid.


En total, según NC Report, Ayuso tendría el voto de más de 1.680.000 madrileños, 50.000 más que hace un año, lo que revela que la actual presidenta regional no ve erosionada su imagen por su gestión, por el caso del contrato de material sanitario en el que presuntamente intervino su hermano o por la crisis interna del PP nacional, que estalló a raíz del caso.


Feijóo y Ayuso exhiben unidad en su primer Dos de Mayo tras la crisis del PP

Te puede interesar