jueves 09.04.2020

El Gobierno aprueba la senda de déficit con los votos de los nacionalistas

El Ejecutivo da luz verde al techo de gasto gracias al apoyo de ERC un día después de la mesa de negociación
La bancada del PSOE aplaude a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras la aprobación del techo presupuestario | chema moya (efe)
La bancada del PSOE aplaude a la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, tras la aprobación del techo presupuestario | chema moya (efe)

Gobierno tiene allanado el camino de los Presupuestos Generales del Estado tras haber aprobado el Congreso este jueves la senda de estabilidad presupuestaria hasta 2023, el paso previo para la tramitación de las cuentas que ha salido adelante gracias a la abstención de Esquerra.

Un día después de constituirse en la Moncloa la mesa de diálogo entre el Gobierno y la Generalitat, la principal condición que puso ERC para apoyar la investidura de Pedro Sánchez, la abstención de este partido ha hecho posible la aprobación de la senda de déficit.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, que el miércoles tras la mesa de diálogo insistía en que muchos de los acuerdos que se pueden alcanzar con Cataluña necesitan de unos presupuestos para ser realidad, celebró ayer el “paso importante” que se dio y dejo que espera tener las cuentas aprobadas “a lo largo del verano” para poner fin a la prórroga de las cuentas de 2018.

El PNV vota a favor

La votación de ayer se ha saldado con 168 votos a favor -PSOE, Unidas Podemos, PNV, Más País, Nueva Canarias-Coalición Canarias, PRC, Compromís y Teruel Existe-, 150 votos en contra -PP, Vox, Ciudadanos, Junts per Catalunya, CUP, UPN y Foro Asturias- y 19 abstenciones -ERC, EH Bildu y BNG-.

La aprobación de los objetivos de déficit y deuda para 2020 y la senda para el periodo 2021-2023 -que va acompañada del límite de gasto no financiero para 2020, aunque no es objeto de votación-  fue posible gracias a las abstenciones de ERC y EH Bildu, anunciadas en el último momento.

ERC defendió que con su abstención quiere dar “margen de confianza” al Gobierno “para que el diálogo y la negociación puedan avanzar” en Cataluña tras reconocer que por el momento el Ejecutivo “está cumpliendo” con sus compromisos, según ha dicho el diputado de este partido Joan Margall.

ERC, a diferencia de JxCat, ha contribuido con su abstención a la aprobación del “techo de gasto” de los Presupuestos del Estado, el día después de la primera reunión de la mesa del diálogo que ambos gobiernos valoran positivamente aunque con prudencia, porque persisten las diferencias.

La reunión que presidieron  el miércoles en Moncloa Sánchez, y el presidente de la Generalitat, Quim Torra, era para exponer las posiciones, de momento antagónicas, de las dos partes sobre el conflicto catalán, así que no guardaba relación con el “techo de gasto”.

Pero el mero hecho de que arrancara esta mesa ha generado un clima propicio para que ERC, a diferencia de JxCat, se haya abstenido este jueves en el Congreso de los Diputados en la votación con el objetivo precisamente de dar margen a la etapa de diálogo.

Las negociaciones sobre el “techo de gasto” han puesto de relieve las tensiones entre los republicanos y sus socios en la Generalitat de JxCat. Junts per Catalunya, en cambio, votó en contra al criticar que el Gobierno debería entregar a Cataluña los 443 millones de euros que consideran pendientes derivados de la modificación del sistema de liquidación del IVA en 2017, según dijo Ferrán Bel.

El caso es que, otra vez, los dos principales partidos independentistas y socios de Gobierno han votado diferente en la Cámara Baja tras sentarse juntos en la mesa de negociación en la Moncloa pocas horas antes.

Comentarios