viernes 20.09.2019

El Gobierno exhumará los restos de Franco antes de que termine el año

El Gobierno aprobó ayer el real decreto ley con el que pretende exhumar del Valle de los Caídos los restos mortales de Francisco Franco, un proceso que prevé culminar al final de este año y en el que decidirá su nuevo lugar de enterramiento si la familia no lo hace previamente.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros | chema moya (efe)
La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros | chema moya (efe)

El Gobierno aprobó ayer el real decreto ley con el que pretende exhumar del Valle de los Caídos los restos mortales de Francisco Franco, un proceso que prevé culminar al final de este año y en el que decidirá su nuevo lugar de enterramiento si la familia no lo hace previamente.
El real decreto modifica la ley de Memoria Histórica de 2007, y la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, en su presentación en conferencia de prensa tras la reunión del Consejo de Ministros, justificó la decisión recalcando que “no se puede perder ni un solo instante” para esa exhumación.
“Vamos tarde”, subrayó antes de explicar que el procedimiento previsto en la iniciativa, que será publicada hoy en el BOE, tiene un plazo de caducidad de doce meses desde su incoación en la reunión del Consejo de Ministros del próximo viernes, 31 de agosto, pero que el Gobierno no prevé que se agote. De hecho, los cálculos del Ejecutivo, según explicó la vicepresidenta, prevén que la exhumación pueda hacerse efectiva hacia “final de año”.
El acuerdo dará un plazo de quince días a los interesados para que se puedan personar en el procedimiento y realizar las alegaciones que consideren oportunas, y durante ese tiempo los familiares podrán comunicar el destino que deseen para los restos mortales de Franco.

Decisión
Para ello, el Gobierno podrá solicitar la asignación del correspondiente título de derecho funerario al ayuntamiento en el que vaya a efectuarse la inhumación.Si existieran discrepancias entre los familiares o estos no manifestasen su voluntad en tiempo y forma, el Gobierno decidirá dónde se entierran los restos.
Calvo no adelantó cuál podría ser ese lugar a la espera de la evolución de los acontecimientos, pero garantizó que sería “digno y respetuoso” como cree que debe ser en un estado “garantista”.
El Gobierno no ha mantenido contactos directos con la familia y solo tiene conocimiento de su oposición a la exhumación por lo que le trasladan los benedictinos de la abadía del Valle de los Caídos. A la pregunta de si el Gobierno va a forzar la exhumación pese a no tener la autorización de la Iglesia toda vez que la familia se opone, Calvo aseguró que el ordenamiento jurídico tiene instrumentos “más que suficientes” en su relación institucional con la Iglesia para proceder a la ejecución del procedimiento administrativo que plantea el decreto.

Debate
Este texto será remitido al Congreso, que tendrá un plazo de treinta días para su debate y votación desde su promulgación, y después la vicepresidenta precisó que se prevé tramitarlo como proyecto de ley para abrir un diálogo con los grupos y poder incorporar aportaciones diversas si así se estima conveniente.
“No hay ni una sola razón de fondo para que la democracia española no se sienta digna consigo misma con esta exhumación”, aseguró, antes de considerar que los partidos que se oponen a ella aduciendo motivos formales, en referencia a PP y Ciudadanos, solo lo hacen para “parapetarse en sus últimas posiciones y convicciones sobre el asunto”. El real decreto introduce en la ley de Memoria Histórica un apartado en el que consagra el Valle de los Caídos como un lugar destinado a la conmemoración, recuerdo y homenaje de los fallecidos en la Guerra Civil, disponiendo que solo los restos mortales de estos podrán yacer en su recinto.
La vicepresidenta comentó que el Valle de los Caídos cumplirá así la función recogida en la ley de Memoria Histórica de “respeto de las víctimas que están de ambos bandos y naturalmente la paz, algo que no es posible estando los restos del dictador en el mismo lugar”.

Reacción del presidente
Por su parte, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defendió ayer el real decreto y aseguró que se hará con todas las garantías y escuchando a los grupos parlamentarios.
Sánchez se referió a este real decreto en un comentario en su cuenta de Twitter: "Un país que mira al futuro debe estar en paz con su pasado. Vamos a exhumar los restos de Franco con todas las garantías y escuchando al resto de grupos parlamentarios. El Gobierno actúa con serenidad para devolver la dignidad a las víctimas del franquismo y a la democracia". l

Comentarios