miércoles 18.09.2019

El Gobierno rebaja el tono y evita criticar a la oposición tras el Consejo

Celaá justifica la nueva actitud en el inicio del periodo electoral y el PP pide a la Junta Electoral que vigile.

Isabel Celaá escucha una pregunta durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros | aec
Isabel Celaá escucha una pregunta durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros | aec

El Gobierno rebajó el tono ayer y evitó criticar a la oposición, como venía haciendo de manera habitual, en la tradicional rueda de prensa para informar de las decisiones del Consejo de Ministros. La portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, justificó este cambio en que, con las Cortes ya disueltas, empezó el “periodo electoral” y el PP recurrió a la Junta Electoral Central para que vigile que el Ejecutivo no haga “electoralismo”.

Acompañada de la ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, Magdalena Valerio, Celaá ni siquiera entró a valorar la decisión del PP de desmarcarse de la manifestación por el Día Internacional de la Mujer a la que asistirán, en Madrid pero también en otras ciudades, buena parte de los representantes del Gobierno. “El Gobierno no va a opinar sobre lo que otras formaciones piensan hacer”, señaló después de subrayar que compete a “la libertad de cada persona acudir o no”.

La ministra de Educación evitó contestar a todas aquellas preguntas que le obligaban a emitir juicios de valor sobre las posiciones de otros partidos políticos y, desde sus primeras palabras en la rueda de prensa, se esforzó en subrayar que la comparecencia estaría dirigida en exclusiva a “dar cuenta de lo acordado por el Consejo de Ministros”, pues ésa es su obligación constitucional.

Celaá, que en reiteradas ocasiones en viernes anteriores se quejó de la oposición de “acoso” ejercida, a su juicio, por PP y Ciudadanos contra el Gobierno de Pedro Sánchez, justificó este cambio de tono por el periodo electoral en el que se entró con la convocatoria de los comicios el próximo 28 de abril y por la propia solicitud del PP a la Junta Electoral Central, que el Gobierno espera que se resuelva a su favor este próximo lunes. “Estaremos atentos a lo que diga la JEC. Vamos a ser cautelosos”, admitió la ministra portavoz.

Pero entre tanto, Celaá ha defendido que el Gobierno haga uso de una comunicación que le sitúe en una “igualdad de medios” en relación con las capacidades del resto de formaciones que concurren a esos comicios.
En cualquier caso, la portavoz aclaró que el Gobierno está “en plenitud de funciones” hasta el día siguiente a las elecciones, y por tanto capacidad para aprobar medidas por real decreto ley que considere de urgente necesidad. “Estamos cumpliendo con nuestro deber”, remarcó.

Comentarios