martes 27/10/20

Iglesias arrasa en Vistalegre II con la mayoría absoluta en la dirección y con el triunfo de todas sus propuestas

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, revalidó su liderazgo en la Asamblea de Vistalegre II pero además consiguió hacerse con la mayoría absoluta de la dirección estatal y sacar adelante todas sus propuestas para la nueva etapa del partido

Pablo Iglesias e Íñigo Errejón se abrazan tras conocer los resultados del cónclave estatal	reuters/sergio pérez
Pablo Iglesias e Íñigo Errejón se abrazan tras conocer los resultados del cónclave estatal reuters/sergio pérez

El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, revalidó su liderazgo en la Asamblea de Vistalegre II pero además consiguió hacerse con la mayoría absoluta de la dirección estatal y sacar adelante todas sus propuestas para la nueva etapa del partido, tanto la política que marca el rumbo estratégico a seguir, como la organizativa para reformar el partido, el nuevo código ético y el documento de igualdad.

De este modo, Iglesias consiguió superar con creces los requisitos que se había marcado para seguir al frente del partido, tras avisar durante la campaña de que, aunque se impusiera en la votación de la Secretaría General –algo previsto ya que era el único candidato de peso–, no seguiría adelante si no ganaban también su equipo y sus documentos.

Finalmente, sus propuestas y su lista de “Podemos para Todas” consiguieron en todas las votaciones más del 50% de los apoyos, frente al 34% de media que han conseguido los “errejonistas” de “Recuperar la Ilusión” y el 10% de los Anticapitalistas de “Podemos en Movimiento”. Además, Iglesias revalidó su liderazgo con el 89% de los más de 155.000 votos emitidos.

ERREJÓN, DEBILITADO

Así, estos resultados suponen un espaldarazo al liderazgo de Iglesias, quien había planteado el congreso de Vistalegre como un plebiscito entre su proyecto y el de Errejón. Por su parte, el secretario Político, que aspiraba al menos a ganar la votación del documento político o el organizativo, sale muy debilitado.

“Unidad, unidad, unidad”, fue la reacción de los más de 9.000 simpatizantes presentes en Vistalegre al escuchar los resultados por parte de Echenique, y la “errejonista” Clara Serra; una consigna que también asumió Iglesias nada más tomar la palabra al subir al escenario, donde le esperaba su nuevo equipo de dirección. Eso sí, antes de hablar, se fundió en un abrazo con Errejón.

Sin embargo, la clave ahora está en el modo en el que Iglesias va a gestionar estos resultados, y de qué modo y en qué medida va a integrar al sector de Errejón, desde el que temen una purga de los contratados y dirigentes con los que cuentan en las diferentes estructuras del partido.

En concreto, la candidatura encabezada por el líder de Podemos para el Consejo Ciudadano Estatal ha logrado colocar a 37 de las 62 personas que se elegían en este congreso para configurar la nueva dirección, frente a las 23 que ha conseguido situar Errejón y a los dos consejeros de anticapitalistas.

“unidad y humildad”

El recién reelegido secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, se comprometió, tras su victoria, a liderar el partido morado con “unidad y humildad” y sin equivocarse “de bando”, aunque ya anunció que “cuando se tienen que tomar decisiones importantes” es normal cometer errores.

“Habéis votado un Podemos coral, más femenino, fraterno y unitario y desde hoy nos ponemos a ello. Nos habéis dado una orden, unidad y humildad, y la vamos a cumplir. Unidad y humildad hasta la victoria”, insistió, asumiendo que ese es el mandato del cónclave y haciendo suyas las palabras que pronunció el sábado sobre el mismo escenario la representante de Anticapitalistas y líder en Andalucía, Teresa Rodríguez.

Después dejó claro que ha captado el mensaje lanzado por las bases de Podemos. “Gracias por recordarnos que para ser útiles debemos estar unidos y se humildes”, les dijo, a la vez que les elogiaba por ser “un ejemplo de fraternidad, inteligencia y altura política”.

Además, se comprometió a trabajar con esas premisas para defender los derechos sociales, el derecho a decidir y los Derechos Humanos “frente al fascismo que llega a Europa” y también para luchar contra todas las violencias machistas, y para construir “un bloque histórico que empuje en el cambio constitucional que necesita España”.Iglesias impulsará la estrategia política que diseñó para el partido con el objetivo de que la formación sea una herramienta al servicio del movimiento popular y las instituciones sirvan para dar respuesta a las demandas de la sociedad civil y sean cauce de la movilización social. Para ello, los parlamentarios de Podemos adoptarán la función de “activistas institucionales”.

Aunque la tesis de los “errejonistas” destacaba la necesidad de que Podemos demostrase su “utilidad” en las instituciones, con la victoria del texto “pablista” Podemos se centrará en hacer una labor de “oposición” en el Parlamento. Rechazando el “tacticismo parlamentario” y el “oportunismo partidista”, Podemos mantendrá “la coherencia programática, demostrando que Podemos es el instrumento parlamentario del bloque social y popular de cambio”.

Comentarios