domingo 05.07.2020

El líder socialista llama a la movilización de toda la izquierda para ganarle las elecciones a las tres derechas

Acusa a los partidos conservadores de querer la regresión al primar una España donde progresen unos pocos.

Sánchez prometió que antes de irse aprobará ayudas a los parados de larga duración mayores de 52 años | raúl caro
Sánchez prometió que antes de irse aprobará ayudas a los parados de larga duración mayores de 52 años | raúl caro

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llamó ayer a la movilización serena y firme de toda la izquierda para ganar las elecciones y proponer un horizonte de progreso para la mayoría social frente a la involución que representan las “tres derechas”. “Tenemos que movilizarnos todos”, reclamó Sánchez en Sevilla, donde abrió la precampaña para las elecciones generales del 28 de abril, junto a la líder de los socialistas andaluces, Susana Díaz, en una muestra más de que ambos están “juntos”.

El líder socialista habló de la regresión que, en su opinión, quieren los partidos conservadores al primar una España en la que solo progresen unos pocos a costa de la mayoría y que haya ciudadanos de primera y de tercera.

A diferencia de ellos, recalcó que el PSOE apuesta por que “progresen todos sin dejar a nadie atrás” y añadió que ese es el patriotismo de verdad, el que hace que en España todos vivan mejor. Por eso, se mostró convencido de que los ciudadanos serán quienes levantarán los cordones sanitarios que la derecha les quieren poner otorgándoles una mayoría “rotunda”.


Para Pedro Sánchez, “da igual que los pongan, los quitarán los españoles con sus votos”, incidió, seguro de que las urnas darán “la espalda a la crispación” y reivindicarán una política útil que una a los españoles y deje de enfrentarlo.


Y en esa nueva etapa, avanzó que su primera medida será aprobar unos presupuestos generales del Estado “sociales”, que permitan poner en práctica todas las medidas previstas en los que ha tumbado la oposición esta semana y, con ello, la legislatura.


Aseguró que todos los derechos que han quedado bloqueados llegarán antes o después y que será mucho antes de lo que desea la derecha: “No vamos a dar un paso atrás”, avisó.


De hecho, dijo que, antes de dejar el Gobierno, aprobará un subsidio para los parados de larga duración mayores de 52 años y cotizaciones a la Seguridad Social para los cuidadores no profesionales de personas que son dependientes.
Según Sánchez, proponer un horizonte de progreso para la mayoría social es el mayor desafío al que se enfrenta el PSOE en el nuevo cambio de ciclo al que se enfrentan las sociedades democráticas. Un desafío que va más allá del que suponen las “tres derechas” que, precisó, es “puntual” y que los socialistas deben afrontar reivindicando lo que son como partido y como ideología.

Valores
De esta forma, defendió los valores colectivos de la diversidad, la tolerancia y el respeto al otro que emanan de los principios de libertad, igualdad y fraternidad de la Revolución Francesa. Pero insistió en que para alcanzar esa mayoría es necesaria la movilización de la izquierda, tanto de los progresistas como de aquellos que no les votan pero que saben que el PSOE representa “el sentido común, la moderación y el progreso de todos”.

En su opinión, la derecha tanto del PP de Pablo Casado como de Ciudadanos de Albert Rivera “mercadea” con los derechos de las mujeres para conseguir un gobierno y “banaliza” sobre el concepto de violencia de género, lo que es “muy peligroso” porque es “una lucha de todo el país”.

Y frente a esas posiciones destacó en que en nueve meses de Gobierno del PSOE se hizo “más justicia social” que en siete del PP: “Lo hemos hecho porque tenemos un proyecto y sabemos cuáles son las grandes transformaciones que tiene por delante nuestro país”, afirmó.

No depender de nadie
La secretaria general del PSOE andaluz también llamó a la movilización para dar a Sánchez una mayoría “sólida” que haga que “no dependa de nadie”. Díaz señaló que “hay que ir con fortaleza, con ganas, con ilusión y con mucha unidad, hombres y mujeres comprometidos con el socialismo dispuestos a defender el bienestar”.

Insistió en apelar a los socialistas a apoyar sin fisuras las citas electorales, porque “si no hay una mayoría grande, sólida, desgraciadamente las derechas y la extrema derecha se unirán, y será el relato de lo que tenemos aquí: tres derechas, dos gobiernos y un guirigay”.

Comentarios