martes 29/9/20

Madrid acumula el 30% de los más de 11.190 nuevos casos y anuncia restricciones

Sanidad no prevé medidas conjuntas para las autonomías vecinas, aunque algunas amplían sus medidas
Ambiente en Girona ante la entrada en vigor de las restricciones | gloria sánchez
Ambiente en Girona ante la entrada en vigor de las restricciones | gloria sánchez

La extensión de la pandemia de coronavirus provocó 11.193 nuevos contagios, de los que un 30% se encuentran en Madrid, por lo que esta comunidad anunció que aplicará nuevas restricciones para frenar las infecciones por el Covid-19, que también causó 239 nuevos fallecimientos.

Según los datos facilitados a Sanidad, a excepción de Murcia que no volcó su información por “problemas técnicos”, en las últimas 24 horas se confirmaron 4.728 nuevos positivos, con lo que el total asciende a 614.360 y el de muertes a 30.243, con 366 fallecidos en los últimos 7 días.

Madrid registró 1.854 de estos nuevos positivos de las últimas 24 horas, seguida del País Vasco, con 429; de Andalucía, con 327; y de Castilla y León, con 292.

La comunidad madrileña también es la región con mayor presión hospitalaria, al registrar un 22%, frente a la media del 8,5%, aunque Aragón, Baleares, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Murcia, País Vasco y la Rioja superan también esa media.

Los brotes mantienen ingresados a 9.810 enfermos de Covid-19 (58 más que este martes), de los que 1.281 están en UCI (8 más), lo que mantiene la ocupación en el 8,5% de las camas hospitalarias, y en las últimas 24 horas se produjeron 1.315 ingresos y 1.123 altas.

Ante esta situación, los responsables de Salud de Madrid avanzaron que se anunciarán medidas “más drásticas” para frenar el avance del coronavirus “en la línea de confinamientos selectivos” en zonas con más incidencia, restricciones a la movilidad y concentración de personas.

A la espera de que se hagan públicas estas restricciones, el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, que manifestó su “preocupación” por la evolución de la pandemia en la región madrileña, dijo que no preveía la adopción de medidas conjuntas en el transcurso de la reunión que mantuvieron ayer con las comunidades de Castilla y León, Castilla-La Mancha y Madrid para frenar los contagios.

Por su parte, la Delegación provincial de Sanidad en Ciudad Real prorrogó otros 14 días el confinamiento de Bolaños de Calatrava, ya que la situación epidemiológica sigue empeorando.

Asimismo, el Departamento catalán de Salud también decidió prorrogar 15 días más las medidas restrictivas en las actividades de hostelería y restauración en Barcelona capital y otros quince municipios del área metropolitana, a pesar de que las cifras de contagios van mejorando.

Además, adoptó desde ayer medidas restrictivas en Girona y Salt, que contemplan la limitación de aforo en establecimientos de hostelería, tanto en interior como en terraza.

En Baleares, uno de cada diez ciudadanos de Palma de Mallorca, el 9,5 % de su población, está afectado por las medidas restrictivas específicas de movimiento y de limitación de la actividad comercial aprobadas por el Govern balear y el consistorio.

Las restricciones también afectan desde ayer a los municipios de Sotillo de la Ribera (Burgos) y Pesquera de Duero (Valladolid), que hacen frente a dos semanas de limitaciones a la movilidad tras haberse disparado los contagios de Covid-19 en ambas poblaciones en las últimas semanas.

En Castilla y León, también Valladolid y Salamanca iniciaron esta medianoche su tercera semana con restricciones adicionales por la pandemia y la Junta también mantiene bajo lupa a la capital leonesa por si tuviera que adoptar medidas.

Con el propósito de anticiparse al “descontrol y repunte de casos”, La Rioja limitó las reuniones sociales a un máximo de seis personas por grupo en lugares públicos y privados, y recomendó reducir, en todo lo posible, la libre circulación fuera del municipio de residencia salvo para casos especiales.

Por su parte, la ciudad de Valencia vuelve a cerrar temporalmente desde hoy las 664 zonas de juegos infantiles de los parques y jardines, como hizo durante el estado de alarma, para ayudar a contener el ritmo de contagios, dada la situación epidemiológica del municipio.

Más esperanzadora es la situación en el País Vasco, donde se confirmó un “cambio de tendencia” descendente de la incidencia de la pandemia del Covid-19, ya que distintos indicadores apuntan a que la situación está “mejorando bastante”.

Según los responsables de Salud vascos, la comunidad se encuentra en una situación “estable” con una incidencia acumulada que lleva descendiendo desde finales de agosto por las medidas adoptadas y porque la ciudadanía está demostrando “una gran responsabilidad”.

Asimismo, la villa de Santoña dejó ayer de estar aislada tras dos semanas, lo que hizo que sus vecinos se echen a la calle cumpliendo con las restricciones que aún se mantienen. l

Comentarios