Lunes 17.12.2018

Marchena renuncia a presidir el Consejo del Poder Judicial y abre una crisis política

El magistrado reivindica su independencia y Sánchez acusa a Cosidó de debilitar la institución 

 

La renuncia del candidato pactado por el PP y el PSOE para presidir el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el magistrado Manuel Marchena, abrió una crisis política que congela la renovación del órgano de gobierno de los jueces en un momento de creciente desprestigio de la justicia.

Marchena reivindicó  su independencia y subrayó que jamás concebido “el ejercicio de la función jurisdiccional como un instrumento al servicio de una u otra opción política para controlar el desenlace de un proceso penal”.

El PSOE y la mayoría de las asociaciones de jueces creen que la renuncia fue provocada por el mensaje de whatsapp del portavoz del PP en el Senado, Ignacio Cosidó, desvelado el lunes por el diario El Español, en el que defendía la elección de Marchena para presidir el CGPJ y el Tribunal Supremo porque se podría controlar “por detrás” la sala segunda del alto tribunal y están en juego “centenares de nombramientos”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha acusado a Cosidó de debilitar al CGPJ y dañar el crédito general de la justicia y le pidió que renuncie a su cargo, pero el PP responsabilizó al Ejecutivo, acusándolo de haber “filtrado” detalles de la negociación.

Una ruptura por dignidad
Con ese argumento anunció la ruptura del acuerdo con los socialistas –“por la dignidad” del grupo parlamentario, por “respeto” a los jueces y por el “fortalecimiento de las instituciones”, dijo su líder, Pablo Casado-, aunque la tramitación parlamentaria del pacto está en marcha y el jueves se debe votar en el pleno a los cuatro vocales juristas.

El PP sostiene además que la ministra de Justicia, Dolores Delgado, negociadora del acuerdo junto a su antecesor en el cargo, Rafael Catalá, ya no es interlocutora válida.  Ella, por su parte, atribuyó la ruptura del pacto por parte del PP a una “cortina de humo” ante ese wasap “absolutamente inaceptable”.

Todas las asociaciones de jueces exigen cambiar el sistema de elección de los vocales del CGPJ, para que sean los propios jueces y magistrados quienes elijan a los doce miembros de extracción judicial, y el PP se sumó a esa idea. 

Cs siempre defendió el cambio de modelo y Sánchez se mostró abierto a hablar, aunque defendió que sea el Parlamento, representante de la soberanía nacional, y no las asociaciones de jueces quienes elijan a los vocales y recordó además que la ley exige el acuerdo parlamentario.

Mientras no lo haya, seguirá al frente del CGPJ y del Tribunal Supremo Carlos Lesmes, cuestionado tras la gestión que realizó el alto tribunal del caso del impuesto de las hipotecas.l

Comentarios