martes 11/8/20

Más de 20 chabolistas plantan cara con abogados al plan de realojo municipal

Los letrados llevan más de un mes esperando a que el Ayuntamiento les reciba para empezar las negociaciones

Más de 20 chabolistas plantan cara con abogados al plan de realojo municipal

Ya son más de 20 los chabolistas de A Pasaxe que han decidido buscar la asistencia de abogados para exigir una alternativa al Plan Hábitat Digno, la solución del Ayuntamiento al problema del chabolismo en la ciudad. Después de que durante 2018 apenas se hubieran registrado avances en el único de los tres poblados en el que se está trabajando para reubicar a sus habitantes, la insatisfacción general de los chabolistas estalló en diciembre, y ahora muchos de ellos han decidido negociar su realojo con el Ayuntamiento a través de sus representantes legales.

Estos pidieron hace más de un mes una reunión con el responsable, el concejal de Rehabilitación Urbana y teniente de alcalde, Xiao Varela, pero todavía no han obtenido una respuesta, a pesar de que el edil se había mostrado a favor de esta vía para llegar a un acuerdo con los chabolistas, que rechazan el plan de realojo del Ayuntamiento por considerar que no se ajusta a sus necesidades. Este plan, a día de hoy, consiste básicamente en ayudas temporales al alquiler. “No es una sistema eficaz por ser una solución puntal. Mientras se puede hacer frente al alquiler, de acuerdo, pero cuando la ayuda se acaba...”, explicó Antonio Vázquez, abogado de los chabolistas junto con Hugo Pastoriza. Este último había definido el sistema como “morir despacio”.

Desde diciembre 
El punto de inflexión fue una reunión el 13 de diciembre: el jefe de Demarcación de Costas, Rafael Eimil, se presentó en el poblado acompañado por Varela para tratar de explicarles a los chabolistas que el Tribunal Supremo había  dictaminado que el terreno sobre el que se asientan sus galpones es de dominio marítimo-terrestre. Eso significaba que iban a comenzar el procedimiento para recuperarlo, pero no existe una fecha límite. Vázquez, por su parte, recuerda que los chabolistas han adquirido un derecho de posesión después de residir en el lugar durante cerca de 30 años, y que están empadronados allí.

Durante este mandato se han reubicado 16 familias. Sin embargo, aún quedan unas 25 familias empadronadas en esa zona, a las que el concejal acusó de no estar colaborando lo suficiente: “As familias restantes son aquellas que teñen menos predisposición a buscar solucións”, había dicho entonces. Al día siguiente calculaba que con el inicio del año comenzarían las reuniones con los abogados, reuniones que todavía no han comenzado y la cercanía de las elecciones amenaza con paralizar el proceso. 

Para Varela, el Ayuntamiento ha conseguido encontrar a estas 16 familias una vivienda “adecuada e digna para as súas necesidades”. Pero aunque nadie discute la dignidad, son muchos los chabolistas que sí cuestionan que se adapte a sus necesidades. 

El problema de la chatarra 
El problema radica en que una gran parte del poblado subsiste con la recogida de chatarra. Vázquez puntualiza que muchos de ellos tienen la documentación pertinente y están autorizados para la recogida de residuos, pero cuando almacenan el material, lo hacen junto a sus hogares, de forma irregular. “Además, utilizan camiones que no pueden estacionar en el centro de la ciudad”, señala el abogado. 

Una vivienda en un bloque de pisos no resuelve el problema del almacenaje de la chatarra. Por eso muchos de ellos quieren viviendas unifamiliares, aunque iría contra la normativa depositarla así. Pro su parte, Varela ya les advirtió en diciembre de que “non vai haber regalos de terrenos, non vai haber regalo de propiedades e non se van pagar cartos como se fixo no pasado”. Por el momento, no existe una vía para solucionar el problema.

Comentarios