lunes 25/1/21

Naturgy prevé que el derribo de la chimenea de Sabón esté finalizado a finales de verano

Los trabajos llevan retraso, pero los operarios afrontan ya las tareas en 
los últimos 140 metros de altura

Vista actual de la chimenea | javier alborés
Vista actual de la chimenea | javier alborés

La empresa Naturgy confía en que los trabajos de derribo de la chimenea de Sabón (Arteixo) estén rematados antes de que termine el verano. La obra acumula retraso y ya han pasado dos años desde que se anunció su demolición, pero la compañía asegura que las tareas se están realizando siguiendo todas las medidas necesarias de seguridad. 
Aseveran que restan 140 metros por demoler y que hasta el momento se estaba trabajando de forma manual, con martillos picadores y cizallas en la parte más alta, donde el espesor del hormigón es menor. Se cortaban trozos pequeños que se iban tirando dentro del fuste de la chimenea, pero en febrero se instaló una grúa monomástil con plataforma que sube por la torre y va cortando piezas más grandes, que después se bajan con la misma grúa. La llegada a la cota de 140 metros ha cambiado, por lo tanto, el procedimiento a seguir.


Este corte de “rodajas” o “sectores” del fuste se realiza con hilo de diamante y así se continuará hasta llegar a una cota de 30 metros sobre rasante. La retirada de esos últimos metros se hará de forma mecánica, debido al espesor del hormigón, explican desde Naturgy. 


El 22 de febrero de 2017 comenzaban las obras de desmantelamiento de la chimenea, uno de los símbolos del “skyline” arteixán que, más de dos años después, todavía puede verse. Entre las labores de desmantelamiento que se llevaron a cabo en estos meses destacan el vaciado de tanques de fuelóleo, la retirada de residuos varios, limpieza y desgasificado de tanques, así como el desmontaje del oleoducto, las estructuras mecánicas y los equipos electromecánicos.


Reutilización 
Gas Natural recuerda que los residuos generados en este derribo serán reutilizados. “Los metales se recuperarán como chatarra y el hormigón como árido, previo machaqueo”, dijo Irma González, jefa de la Central de Ciclo Combinado de Sabón, el día en que comenzó la demolición.


González incidió en que también se han llevado a cabo acciones de retirada de hierba de la Pampa y repoblación con flora autóctona, dentro del Programa de Vigilancia Ambiental que mantiene en funcionamiento la compañía eléctrica.

Comentarios