domingo 15.12.2019

El partido judicial coruñés tramitó casi un proceso de desahucio al día durante el año pasado

La huelga judicial provocó un desplome del 25% de los trámites, que en 2017 habían seguido creciendo

El partido judicial coruñés tramitó casi un proceso de desahucio al día durante el año pasado

El número de lanzamientos tramitados por el Servicio Común de Notificaciones y Embargos de este partido judicial (que abarca no solo la ciudad, sino también Arteixo, Cambre, Carral, Oleiros y Culleredo) se redujo por primera vez en mucho tiempo: fueron 333, lo que significa un 25% menos respecto a los 443 de 2017, según el Tribunal Superior de Xustiza (TSXG). La diferencia es aún mayor si tenemos en cuenta el número de cumplimientos positivos: de 323 a 209. Es decir, casi un 36% menos. Pero a pesar de la rebaja, estas cifras significan que en 2018 se tramitó casi un lanzamiento diario. 

A priori, este descenso parece que marca un cambio de tendencia, que era ascendente. Por ejemplo, en 2016 se tramitaron 398 lanzamientos y se cumplieron 277. Sin embargo, es más probable que se deba a la huelga de lo servicios judiciales que duró casi cuatro meses, y que supuso la paralización efectiva de todos los trámites. Es por eso que Antonio Vázquez, un abogado experto en la lucha contra los desahucios, señaló que los datos muestran una “lógica ajena a la realidad”.  

La huelga judicial, con la que los funcionarios de Xustiza exigían la equiparación salarial con sus homólogos de otras comunidades autónomas, provocó que los lanzamientos que se presentaran no llegara a tramitarse. Igualmente, aquellos que ya estaban tramitados no se pudieron llevar a cabo, puesto que la comisión judicial también se hallaba de huelga. Así que el descenso en las cifras no refleja una mejora en al situación socioeconómica. 

Más alquileres 
Es más, Vázquez considera que este año puede haber un “efecto rebote” y que las cifras sean mayores que las de 2017. “Es un proceso gradual: se tramita, se dicta y se ejecuta.

Este ciclo se vio interrumpido por la huelga pero ahora todo vuelve a la normalidad”. Así que el Servicio Común de Notificaciones y Embargos se pondrá al día durante el presente ejercicio. La única diferencia con anteriores años es que, siguiendo una tónica que ya se hacía notar, durante 2018 creció el número de desahucios motivados por el impago de alquileres con respecto al de las hipotecas.

Cuando comenzó la crisis económica, aquellos afectados que no pudieron pagar la hipoteca tuvieron que hacer frente al desahucio o bien llegaron a un acuerdo con el banco para abandonar su casa. Toda esta gente pasó a vivir de alquiler: hubo una variación en la distribución del régimen de posesión de la vivienda. Pero su situación económica no mejora, también el alquiler lo pagan con dificultades, y están expuestos a un nuevo desahucio. 

Desde Stop Desahucios señalan además la irrupción de los casos de fondos buitre. “Aquí están llegando como todo, con retraso”, reconocen. Sin embargo, ya se conoce algún ejemplo, como el de una comunidad en A Barcala. También reconocen un aumento de los casos de impagos de alquileres. En este momento, en Stop Desahucios tienen cuatro casos de hipotecas y dos de alquileres: “Son complicados pero recién empezamos con ese tema, no estamos muy informados y lo estamos viendo difícil. No es lo mismo pelear con un banco que con particulares”.

Comentarios