• Viernes, 21 de Septiembre de 2018

El PDeCat y ERC chocan en el Congreso por la estrategia de diálogo con Sánchez

El PDeCat y ERC chocaron ayer en el Congreso por una moción que la formación demócrata ha pactado con el PSOE a favor de abrir un diálogo político entre la Generalitat y el Gobierno de Pedro Sánchez, a la que los republicanos se negaron a prestar su  apoyo.

El PDeCat y ERC chocan en el Congreso por la estrategia de diálogo con Sánchez

El PDeCat y ERC chocaron ayer en el Congreso por una moción que la formación demócrata ha pactado con el PSOE a favor de abrir un diálogo político entre la Generalitat y el Gobierno de Pedro Sánchez, a la que los republicanos se negaron a prestar su  apoyo.
La moción, debatida ayer en el Congreso y que finalmente fue retirada por el PDeCat, instaba al Gobierno a abrir un proceso de diálogo político con la Generalitat “sin imposiciones ni impedimentos”, pero, eso sí, “en el marco de la legislación vigente”.
El texto presentado inicialmente por el PDeCat no hacía esa referencia al diálogo en el marco de la ley, aunque el grupo catalán acordó aceptar la enmienda que presentaron los socialistas.
El portavoz de PDeCat en el Congreso, Carles Campuzano, había reclamado a Sánchez que tuviese “la misma audacia y coraje” del expresidente Adolfo Suárez, que en octubre de 1977 decretó el restablecimiento de la Generalitat y permitió el regreso de Josep Tarradellas del exilio.
La moción pactada con el PSOE no fue una maniobra aislada del PDeCat sin coordinarse con el Govern, al menos con la parte que controla JxCat, ya que la consellera de la Presidencia, Elsa Artadi, justificaba ayer en rueda de prensa la operación.
Artadi razonó que el Govern “prioriza” el diálogo y la negociación con Sánchez para intentar pactar un referéndum de autodeterminación en Cataluña, si bien “no excluye” otras vías para alcanzar su objetivo, en velada alusión a la vía unilateral.
Según Artadi, este diálogo debía servir para “buscar los caminos que creemos que ya existen”, en la legislación catalana, española e internacional, para un “referéndum acordado”.
El texto pactado no le gustó nada a ERC, que había anunciado que no votaría a no votará a favor de la iniciativa. Según ERC, en democracia se tiene que poder hablar “de todo”, y el único límite es el respeto a los derechos fundamentales y políticos y a los principios democráticos, por lo que va a continuar trabajando por un diálogo “sin condiciones ni renuncias previas”.
La vicepresidenta del PDeCat, Míriam Nogueras, fue la encargada de anunciar que su grupo en el Congreso retiraba la moción. “Hemos decidido retirar esta moción porque, para nosotros, el PSOE juega con el diálogo y para nosotros el diálogo es algo serio y nos lo tomamos muy seriamente”, afirmó en Barcelona.
Con la abstención de ERC, los apoyos a la moción se quedaban en 168: 84 del PSOE, 67 de Unidos Podemos, ocho del PDeCat, cuatro del PNV –en total son cinco pero este jueves su portavoz, Aitor Esteban, no puede acudir al pleno–, cuatro de Compromís y uno de Nueva Canarias.
Sin embargo, Nogueras atribuyó el cambio de postura a que el PSOE haya votado en el Senado una moción que instaba al 
Gobierno a preservar la unidad de España y a no permitir un referéndum.
“Se nos ha intentado colar un gol desde el PSOE y a la autodeterminación y a los derechos de los ciudadanos no se les cuelan goles”, aseveró la dirigente catalana, que defendió que retirar la moción no responde a que ERC haya anunciado su abstención.
Reivindicó que, pese a tener a compañeros en la cárcel, el PDeCat apostó por la negociación y reprochó a los socialistas que “no sólo no abren vías de diálogo, sino que las cierran”. l