sábado 21.09.2019

Pocomaco registra varios accidentes por la falta de control en el punto de encuentro del Rally de A Coruña

Los comuneros del polígono vinculan los siniestros a la presencia de aficionados a las carreras en la zona

pocomaco5_16561744
pocomaco5_16561744

Los comuneros del polígono de Pocomaco se toparon esta semana con una desagradable sorpresa al regresar al trabajo y encontrarse con que varios coches y furgonetas que quedaron estacionados en la zona sufrieron daños de importancia fruto de accidentes ocurridos el fin de semana. Muchas de las empresas, y también la asociación de propietarios, vinculan estos sucesos a que el Ayuntamiento estableció el punto de encuentro del Rally de A Coruña en el parque empresarial de Vío sin organizar un operativo de control del público que acudió a la zona para ver los coches. De hecho, los trabajadores y los negocios de Pocomaco llevan años padeciendo la celebración de carreras ilegales en el polígono sin uso dado que sus calles son el único acceso. 

Los empresarios de Pocomaco estiman que este fin de semana se produjeron al menos tres accidentes de distinta gravedad en el área. A pesar de que no hubo que lamentar heridos, sí se detectaron cuantiosos daños materiales por sucesos cuyos causantes se dieron a la fuga. Por ejemplo, hubo un vehículo al que se empujó hacia las elevadas alcantarillas  estropeando un lateral y, en otro punto, un turismo cuyos ocupantes se dieron a la fuga y no volvieron a dar los datos hasta este lunes chocó contra dos furgonetas de una compañía de reparto.

Conocedores de que en los viales de Vío son habituales las carreras clandestinas y de que este fin de semana el Gobierno local fijó el punto de encuentro del rally coruñés en esa zona –defienden que haciendo un efecto llamada a los fans de este tipo de pruebas de velocidad– los empresarios relacionan los accidentes con la falta de un operativo municipal para controlar el tráfico. 

Límite a la velocidad 
Si bien es cierto que los sucesos se podrían haber producido con independencia de que hubiese agentes en los accesos a las instalaciones –y, por tanto, a Vío– los establecimientos consideran que si el Consistorio hubiese desplegado algunas patrullas de la Policía Local se hubiese conseguido reducir la velocidad de los conductores al circular por la zona. Preguntada sobre lo sucedido, la asociación de empresarios a los que de momento pertenece el parque empresarial reconoce que se enteró de que uno de los centros neurálgicos de la prueba deportiva conllevaría un incremento de tráfico por sus calles por casualidad. 

Al parecer hace algunos meses, tras una denuncia que conllevó que el Gobierno local descubriese unos 700 coches formando parte de las apuestas ilegales, ordenó que los fines de semana se pusiese un candado a la calle de acceso al nuevo complejo industrial.

El último domingo se optó por no abrir y este jueves, en vez de enviar a los agentes a abrir el acceso al organizador del campeonato, el Ayuntamiento llamó al servicio de seguridad privada de Pocomaco para que acudiese a retirar el candado mientras algunos vehículos ya esperaban para acceder a las calles. 

Esta situación provocó el “enfado” del polígono como entidad, ya que considera que el Gobierno de la Marea debería haber informado de la celebración porque existe un contacto continuo entre ambas entidades debido a diversos temas. 

“Los coches del rally no hacen nada pero se generó un efecto llamada de la gente a la que le gustan las carreras y nos tendrían que haber avisado y montado un operativo de vigilancia”, indican las mismas fuentes. En este sentido lamentan que desde María Pita se considere que el polígono es privado pero en ocasiones se utilice como público permitiendo  e incentivando el movimiento de un gran volumen de vehículos por sus infraestructuras hacia Vío.

Las pruebas ilegales ya habían causado otros sucesos en la zona

La Asociación de Empresarios del Polígono de Pocomaco defiende que el Gobierno local debería haber preparado una estrategia de control de los asistentes al rally porque era consciente de las carreras ilegales. De hecho, llegó a celebrarse una reunión con la edil de Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga, y el director de Seguridad, Carlos García Touriñán. 

Se les explicó que ya hubo otros accidentes nocturnos como el choque contra una furgoneta y el consiguiente daño a varios vehículos el pasado noviembre o la pérdida de control de un conductor que acabó empotrándose contra la nave de un comunero.

Comentarios