miércoles 24.07.2019

El PP logra gobernar Madrid junto a Cs y el apoyo de Vox, que tendrá cargos

Martínez-Almeida elude aclarar las funciones que tendrá la ultraderecha en el consistorio

García Egea, Casado, Martínez-Almeida y Díaz Ayuso posan tras el pleno  | emilio naranjo (efe)
García Egea, Casado, Martínez-Almeida y Díaz Ayuso posan tras el pleno | emilio naranjo (efe)

El popular José Luis Martínez-Almeida se convirtió ayer en el nuevo alcalde de Madrid, donde gobernará en coalición con Ciudadanos, gracias a un pacto que también apoyaron los cuatro ediles de Vox, que tendrán “funciones” aún pendientes de concretar en la capital.

Tras suscribir el viernes por la noche un acuerdo con Begoña Villacís (Cs), que será vicealcaldesa, el PP firmó un pacto con Vox de madrugada, horas antes de que se constituyese la nueva corporación madrileña y Martínez-Almeida tomase el bastón de mando de manos de la alcaldesa saliente, Manuela Carmena, que dejará su acta y que convirtió su discurso de despedida en un alegato en defensa de la democracia y el feminismo.

Defensa de la democracia
Carmena pidió a su sucesor que escuche, que atienda la diversidad, la tolerancia y defienda la honestidad y que se “conseguirá cuidando la democracia”, que “tanto costó traer”, vidas incluidas. La alcaldesa también recordó a las mil mujeres asesinadas por violencia machista desde que hay estadísticas.

El PP suscribió un pacto programático de ochenta medidas con Ciudadanos, que además obtiene la vicealcaldía para Villacís, cuatro áreas de Gobierno y nueve distritos, mientras que con Vox los populares han acordado otras ochenta y una medidas.

El nuevo alcalde retó a “cualquiera” a “que encuentre cualquier cuestión fuera del ordenamiento jurídico del que nos hemos dotado en España” en ambos acuerdos, que se diferencian en que Cs habla de la violencia machista y del Orgullo Gay, y Vox no.

Uno de los aspectos del pacto  madrileño que el PP ha eludido desvelar es que “funciones” tendrá Vox que, según ambos partidos, están por concretar, pese a que fuentes del PP informaron  que la formación de Santiago Abascal recibiría varias concejalías de distrito.

Tras pactar medidas como “reconvertir” Madrid Central –una moratoria a las multas de esta zona restringida al tráfico desde el 1 de julio–, estudiar el posible soterramiento de Gran Vía o bajar impuestos en 400 euros a cada madrileño, la incógnita ahora es saber qué papel jugará Vox.

Recurso a la UE
Por su parte, Equo anunció que recurrirá ante la Unión Europea (UE) cualquier modificación de Madrid Central y recordó que  el Comisario Europeo de Medio Ambiente, Karmenu Vella, “ya ha anunciado multas millonarias si Madrid Central se elimina sin alternativa para reducir la contaminación de la ciudad”. 

Por su parte, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, consideró que la vuelta de su partido al Ayuntamiento de Madrid supone un “punto de inflexión” tanto para su formación como para el resto de España, pues demuestra que el PP es la “alternativa” y que ayer comenzó “el cambio que llegará a toda España en las próximas elecciones”.

Pablo Casado celebró que tras la constitución de la nueva corporación se abra un “nuevo proyecto” en Madrid, en el que se “preservará lo que ha funcionado”. “Hoy (por ayer) se materializa en la ciudad de Madrid, en una de las ciudades más importantes del mundo. Queremos liderar España desde la oposición con gobiernos que tienen que cambiar muchas cosas allá donde gobierna la izquierda y el populismo”, dijo.

El PP logra gobernar Madrid junto a Cs y el apoyo de Vox, que tendrá cargos
Comentarios