jueves 21/1/21

Los Presupuestos del Estado enfilan su aprobación después de lograr los apoyos clave de PNV y ERC

Rufián destaca que el apoyo se logró gracias al avance en la norma para que se suspendan los desahucios

Aitor Esteban y Gabriel Rufián llegan al hemiciclo | aec
Aitor Esteban y Gabriel Rufián llegan al hemiciclo | aec

Los Presupuestos Generales del Estado de 2021 enfilan su aprobación en el Congreso con los apoyos de los dos socios clave del Ejecutivo, toda vez que el PNV aseguró ayer su voto favorable y ERC anunció un preacuerdo, tras conseguir ambas formaciones introducir medidas económicas y territoriales.

Minutos antes de que la Comisión de Presupuestos del Congreso iniciara el debate de las más de 3.700 enmiendas a las cuentas públicas, el PNV anunciaba que las apoyará definitivamente tras haberse aceptado más de la mitad de la 85 iniciativas registradas, entre ellas nuevas inversiones en investigación y desarrollo y la enajenación de los terrenos de los cuarteles de Loyola.

Subida del diésel

Unas medidas que se suman a otras como la supresión de la subida fiscal del diésel, que ya habían entrado en la ponencia del proyecto de ley.

El portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, quiso dejar claro que su formación negoció con el Gobierno y por lo tanto apoyará las enmiendas pactadas entre PSOE y Unidas Podemos y no las del PP, “no le vayamos a hacer un siete al presupuesto”, ha ironizado.

Suspender los deshaucios

Al apoyo del PNV a las cuentas se sumó el de ERC, aunque matizó que es un preacuerdo, que deberá ser ratificado por sus órganos internos.  Su portavoz parlamentario, Gabriel Rufián, señaló que se ha logrado toda vez que se avanza en la negociación para suspender los desahucios sin alternativa habitacional.

“Ha sido un punto importantísimo, crucial en esta negociación”, puntualizó en torno a una futura medida antidesahucios que como enmienda será previsiblemente rechazada en comisión, tal como dejó  entrever la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Rufián avanzó los pactos para ampliar la moratoria del pago de cotizaciones de los autónomos hasta marzo de 2021 y para acabar con el control financiero que mantenía el Ministerio de Hacienda sobre la Generalitat de Cataluña en las partidas de gasto.

Además, ERC negoció la creación de un comité bilateral para una reforma fiscal, un grupo de trabajo específico para reformar el impuesto a las grandes fortunas y la liquidación por parte del Ministerio de Educación a la Generalitat de las ayudas en becas que estaban pendientes

desde 2005.

Con los apoyos de PNV, ERC y Bildu las cuentas de 2021 tendrían garantizada su aprobación.

Cs de momento tampoco se ha desmarcado de los Presupuestos e incluso destacó una enmienda transaccional pactada con PSOE y Unidas Podemos para la creación de una tarjeta sanitaria única, al tiempo que valoró que sus “líneas naranjas”, como un fondo de ayudas directas a empresas, no hayan sido vetadas.

Eso sí, su portavoz parlamentario, Edmundo Bal, incidió en que trabajará para que no se consume el preacuerdo que el Gobierno firmó con ERC e insistió en que ambos partidos son incompatibles en un mismo presupuesto.

Vox, por su parte, cargó contra las cuentas porque “conducen a España a la ruina” y, por ello, además de no presentar enmiendas, su portavoz Inés Cañizares avanzó que no asistirá a los debates aunque sí se mostró abierta a apoyar alguna modificación si fuera “realmente positiva” y dependiera de su voto.

Comentarios