Remiten a la juez doce casos de convalidaciones similares a las del máster de Casado

La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) remitió a la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid doce expedientes de alumnos de otros másteres diferentes con convalidaciones de créditos similares al presiente del PP, Pablo Casado, y otras tres alumnas investigadas, según señalaron fuentes jurídicas.

Remiten a la juez doce casos de convalidaciones similares a las del máster de Casado
El presidente del PP, Pablo Casado, durante un acto del partido | aec
El presidente del PP, Pablo Casado, durante un acto del partido | aec

La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) remitió a la titular del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid doce expedientes de alumnos de otros másteres diferentes con convalidaciones de créditos similares al presiente del PP, Pablo Casado, y otras tres alumnas investigadas, según señalaron fuentes jurídicas.
Con ello, la universidad da respuesta a la providencia de la juez Carmen Rodríguez-Medel que reclamaba a la institución al menos diez ejemplos de reconocimientos de créditos en otros títulos de posgrado no ofertados por el Instituto de Derecho Público (IDP) y de otros cursos que no fueran del periodo 2008-2009, cuando Casado hizo el polémico máster de Derecho Autonómico.
La magistrada daba de plazo a la universidad hasta ayer para tener datos de otros expedientes y analizar si el volumen de convalidaciones del líder del PP y las otras alumnas investigadas era excepcional o frecuente. En sus indicaciones, la juez especificaba que fueran casos de personas cuyo “único mérito” para el reconocimiento fuera el ser “licenciado, arquitecto e ingeniero”.
Anteriormente, solicitó que se le remitiera expedientes del propio máster relativos a otros cursos con un reconocimiento de créditos entre 40 y 60 créditos, información que ya envió la universidad. El exrector de la Universidad Rey Juan Carlos Frenando Suárez explicó durante su declaración ante la magistrada que el mecanismo de convalidaciones en aquella época se regía por un Real Decreto de 2005 y que se establecía, en virtud de esa normativa, una diferencia entre “licenciado” y “graduado”. Al respecto, comentó que en el primer caso podían convalidar más créditos para estudios de postgrado.
Rodríguez-Medel emitió un auto en el que solicita al Tribunal Supremo que asuma la pieza separada sobre el máster de Casado y se le cite en calidad de investigado por presuntos delitos de cohecho impropio y prevaricación administrativa. En su exposición razonada, aprecia sospechas de que el máster que cursó en el Instituto de Derecho Público, que dirigía el catedrático Enrique Álvarez Conde, pudo ser un “regalo” por su “relevancia política”.
Está previsto que la sala de admisiones del Tribunal Supremo aborde la petición de la juez Carmen Rodríguez-Medel en el mes de septiembre, según explicaron fuentes jurídicas. La Fiscalía de Madrid no recurrirá el auto para remitir el caso al Supremo.

Juicio de valor
La vicesecretaria de Comunicación del PP, Marta González, aseguró ayer que “no hay caso” sobre las presuntas irregularidades del máster de Casado, y, si lo hay, afecta a un instituto universitario en el que igual “no se hacían las cosas de la manera más correcta”.
En una entrevista en RNE, indicó que no quiere hacer “juicios de valor” o “elucubraciones” pero considera que hay “ciertas dudas” de si el traslado realizado por la jueza del caso Máster al Tribunal Supremo “puede tener de verdad importancia y contundencia desde el punto de vista judicial”. Por eso, explicó que el PP esperará a ver que dice el Tribunal Supremo y, en ese momento, será cuando el partido “se tenga que plantear si toma alguna medida o no”.
Sobre la posibilidad de que Casado entregue el ordenador en el que habría redactado los trabajos para aprobar algunas de la asignaturas de este máster en Derecho Autonómico de la Universidad Rey Juan Carlos, González puntualizó sus palabras del martes en las que apuntó que igual Casado ya no lo conserva.
Manifestó que igual fueron un “comentario un tanto gratuito” al que no hay que darle más importancia, y que si el Supremo solicita ese ordenador “habrá que valorarlo”. En todo caso, González insistió en que todos en la dirección del PP saben de la “honorabilidad” de Casado y que está diciendo la verdad en sus explicaciones sobre este caso.
Por su parte, el secretario general del PP de Cataluña, Santi Rodríguez, defendió ayer que Casado es inocente porque el Tribunal Supremo aún no lo juzgó y cree que este recibió “un asedio espectacular”. En una entrevista en Catalunya Radio, Rodríguez lamentó que desde que Casado se presentó a la Presidencia del PP empezaron a circular noticias relacionadas con el máster: “La mayoría de ellas ha quedado sin ningún efecto”.
“¿Qué más tiene que hacer, Pablo Casado? ¿Se tiene que volver a examinar? ¿Tiene que volver a presentar trabajos? Acabarán pidiéndole los cuadernos de pinta y colorea del EGB”, dijo el secretario general del PP de Cataluña. l