jueves 04.06.2020

Sánchez afirma que habrá aún otra prórroga del estado de alarma

Señala que en España no se está produciendo el contagio fuera de los hogares, sino 
en su interior
Sánchez abandona el estrado | Mariscal  (efe)
Sánchez abandona el estrado | Mariscal (efe)

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirmó ayer que está “convencido” de que dentro de quince días tendrá que solicitar al Congreso una nueva prórroga de quince días del estado de alarma porque para el próximo 26 de abril aún será necesario mantener el confinamiento de la población.

“Estoy convencido de que dentro de quince días voy a tener que volver a prorrogar el decreto del estado de alarma” porque para entonces “no habremos puesto fin a la pandemia”, dijo durante el Pleno en la Cámara Baja, que aprobó ayer segunda ampliación del estado de alarma propuesta por el Ejecutivo del PSOE y Unidas Podemos.

“Es que si pido un decreto de alarma de un mes, la oposición me dice que me quiero saltar al Parlamento, con lo cual prefiero venir cada quince días a esta Cámara a pedir la prórroga”, indicó, añadiendo que sería “una noticia extraordinaria” que no fuera necesaria una tercera prórroga.

Una reacción rápida

En su respuesta al representante de Bildu, Oskar Matute, Sánchez defendió que el estado de alarma otorga al Gobierno “la capacidad de reaccionar de manera pronta” si surge algún repunte en los contagios.

Y precisó que los datos sanitarios que se registraron esta última semana son consecuencia de las medidas decretadas con las decisiones recogidas en el primer decreto de estado de alarma. Según precisó, el efecto de estos diez días de paralización de la actividad productiva, que quedó limitada hasta el fin de la Semana Santa a los servicios esenciales, se verá en los datos sanitarios que se conocerán a partir de la semana entrante.

Por otro lado, al contestar al portavoz de ERC, Gabriel Rufián –que insiste en que “hay que parar toda actividad no esencial”–, Sánchez dijo que el tema de la hibernación económica centró “uno de los debates más serios y profundos” en el seno del Gobierno, concretamente en el Ministerio de Sanidad, los epidemiólogos y el equipo que planifica la salida del confinamiento.

Siempre con el objetivo de “salvar vidas”, el Ejecutivo guió sus decisiones “en base a la ciencia”, explicó el presidente, que añadió que la tesis de los científicos es que el confinamiento y la restricción de la movilidad “frenan el contagio y, por tanto, frenan la pandemia”.

A continuación, advirtió de las consecuencias negativas que estas medidas tienen para empresas, trabajadores y autónomos, al obligar a la suspensión temporal de la actividad económica. “La hibernación económica ya se está dando, se ve en los datos del paro y en los trabajadores acogidos a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE)”, ha manifestado.

En este sentido, Sánchez ha defendido que las medidas que impuso el Gobierno.

“¿Qué es mejor? ¿Quedarnos todos confinados hasta el mes de mayo o hasta el mes de junio? Hay discrepancias cuando se habla con los epidemiólogos y la ciencia. Porque lo que está ocurriendo en España no es que haya un contagio fuera de los hogares, hay un contagio dentro de los hogares”, declaró.

En cualquier caso, subrayó que el confinamiento no basta para combatir la pandemia y que debe ir acompañado de otras actuaciones, como los test diagnósticos PCR, los test rápidos y la encuesta de seroprevalencia.

Comentarios