lunes 18.11.2019

Sánchez convoca generales para el 28 de abril y pone fin al Gobierno más breve

El presidente socialista asegura que su decisión busca superar el “bloqueo” de la oposición.

 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia | chema moya (efe)
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia | chema moya (efe)

Tal y como había trasladado en los últimos días su entorno más próximo, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, anunció ayer su decisión de adelantar las elecciones generales a este próximo 28 de abril ante la actitud de “bloqueo” de la oposición, que ha tumbado su proyecto de Presupuestos para 2019. Y sin unas cuentas propias, explicó, él renuncia a seguir gobernando con las cuentas de Mariano Rajoy, que considera antisociales.


“Llámenme clásico, pero sin Presupuestos uno no puede gobernar”, señaló Sánchez justificando su decisión de “dar la voz a los españoles” para decidir si dan “pasos hacia atrás” o avanzan hacia una España “inclusiva” en la que quepan todos frente al país que defienden, en su opinión, las tres derechas de PP, Ciudadanos y Vox, donde “solo caben ellos”.


El líder socialista se mostró confiado en que su derrota parlamentaria con los Presupuestos se vuelva una “victoria social”, aunque indicó que elijan lo que elijan los españoles, “será siempre un gran acierto”.

Sánchez pone así fin a una controvertida legislatura de dos años y diez meses de duración. Acaba así también la trayectoria de su Gobierno, que ha sido el más breve de la democracia y al que llegó con una moción de censura que desalojó a Mariano Rajoy del palacio de la Moncloa. El presidente enumeró algunas de las medidas que su Gobierno logró sacar adelante, como la subida del Salario Mínimo Interprofesional a 900 euros, la derogación del impuesto al sol, la recuperación de la sanidad universal y del poder adquisitivo de las pensiones, el aumento de las becas, o las medidas del Pacto de Estado contra la violencia de género.  

En estos casi nueve meses en el Gobierno, Sánchez cree que el Ejecutivo que conformó de “personas capaces, referentes sociales e internacionales” en sus respectivos ámbitos demostró lo que quiere hacer en el país: consolidar el crecimiento económico de forma respetuosa con el medio ambiente y crear empleo digno; reconstruir el Estado de bienestar para redistribuir riqueza y reforzar las instituciones democráticas. Un tiempo en el que, según él, su Ejecutivo ha ejercido la política de manera “noble, ejemplar y limpia”, frente a la actitud de bloqueo demostrada por el PP y Cs, a los que acusó de practicar un “filibusterismo parlamentario” para bloquear multitud de iniciativas en una actitud obstruccionista a la que se sumaron los independentistas para tumbar las cuentas.


A los soberanistas, Sánchez les retó a que le expliquen a los parados de más de 52 años en Cataluña que por su “empecinamiento en negociar la autodeterminación” se van a quedar sin recuperar su derecho al subsidio de desempleo o que les expliquen a las mujeres que cuidan de sus familiares dependientes que el Estado no volverá a pagar las cotizaciones a la Seguridad Social.


Sánchez evitó adelantar con qué partidos estaría dispuesto a pactar tras las elecciones y con cuáles no. “¿Por qué no dejamos que hablen primero los españoles?”, dijo para esquivar la pregunta. Sánchez pidió que no se reste “legitimidad” a las mayorías porque ese tipo de comentarios, que él ha escuchado esta legislatura cuando le han llamado presidente golpista o ilegítimo, son “muy peligrosos”.

Comentarios