miércoles 18.09.2019

Sánchez elude las referencias concretas a Cataluña en su discurso de investidura

El candidato ofrece un pacto de Estado para evitar los bloqueos y que gobierne la lista más votada
Pedro Sánchez expone su programa de Gobierno | guillén (efe)
Pedro Sánchez expone su programa de Gobierno | guillén (efe)

El presidente del Gobierno en funciones y candidato a la investidura, Pedro Sánchez, llamó este lunes a aprender las lecciones del Brexit y a no apostar por una “soberanía pequeña e inútil”, en un discurso en el que no mencionó expresamente a Cataluña y solo aludió a “tensiones territoriales”.

“¿Es más útil ejercer una soberanía pequeña e inútil desde el aislamiento o ser parte de un espacio común compartiendo soberanía para hacer frente a los desafíos que nos desbordan como país?”, dijo Sánchez en el tramo final de su discurso en el debate de investidura. Y añadió que “la respuesta es clara: compartir, no dividir; integrar, no aislar”.

Socavar los consensos
Como hizo su Gobierno en los últimos meses, el líder socialista llamó a aprender de las lecciones del Brexit, un proceso que es “contrario al sentido de la historia”, que se construyó “sobre la falacia y la mentira” y que ha “debilitado” a una democracia tan importante como la británica hasta el punto de “socavar los consensos más esenciales y primarios”.

La alusión más directa de Sánchez al desafío independentista en Cataluña fue al cabo de casi media hora de discurso, para decir que la superación de “las tensiones territoriales no vendrá solamente de la invocación de la ley y de la Constitución y de su aplicación”, aunque ésta es “sin duda alguna necesaria”. La superación, dijo, “derivará de un proyecto colectivo de regeneración nacional, de progreso y de inspiración europeísta”.

Sin descender a lo concreto, sus dos únicas menciones a las cuestiones territoriales lasmarcó en su apuesta por una Europa unida, alegando que en la “Europa de las regiones”, la vertiente local y territorial será clave para responder a algunos desafíos y para legitimar “aún más” el proyecto europeo.

Además, utilizó los argumentos de que los países europeos solo son “gigantes entre gigantes” si están juntos, pero “cuentan poco” por separado y que la UE ha sido “el espacio en el que se han superado las rivalidades nacionalistas que llevaron a dos guerras devastadoras” y ello por la vía de “compartir soberanía, no cederla”.

Un horizonte superador
Así, opinó que Europa “debe ser también el ámbito donde se superen las rivalidades dentro de los países”. “El horizonte superador de nuestras propias tensiones internas”, resumió.

Para Sánchez, “España no se divide en diecisiete comunidades y dos ciudades autónomas”, sino que “se une en su diversidad desde diecisiete comunidades y dos ciudades autónomas”.

Sánchez elogió el Estado autonómico, que considera “una gran idea”, destacando que ha servido para cohesionar España y reducir desigualdades, pero ha admitido que persisten desequilibrios para garantizar la igualdad de derechos, entre ellos el de las infraestructuras.

Así, se ha comprometido a impulsar un un Pacto de Estado en esta materia que garantice el cumplimiento de los planes ferroviarios de alta velocidad actualmente en ejecución, estudie conexiones “largamente demoradas”, como la de Cantabria o la de Extremadura, y determine la inversión en Cercanías y las actuacionesnecesarias en los corredores Mediterráneo y Atlántico.  

Subida del SMI
El candidato ofreció además, un “pacto de Estado” para reformar el artículo 99 de la Constitución, que regula el procedimiento de investidura, “y que debe ser actualizado a la nueva realidad parlamentaria” para evitar bloqueos y que gobierne la lista más votada. 

En materia laboral se comprometió a subir el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) según recomienda la carta social Europea que va más allá de los actuales 900 euros, así como a elaborar un nuevo Estatuto del Trabajador que recoja las necesidades de las nuevas profesiones.

En materia medioambiental prometió  “una lucha sin cuartel contra la contaminación en el ámbito urbano” y propuso extender Madrid Central para que las ciudades de al menos 50.000 habitantes se doten de zonas de bajas emisiones contaminantes.  

El candidato a la investidura también aseguró ante las Cortes que su Gobierno modificará la tipificación de los delitos sexuales porque, “no queremos manadas ni lobos solitarios en las calles de nuestro país”.

Comentarios