lunes 27.01.2020

Sánchez prioriza la economía en su nuevo Gobierno, en el que abundan los “perfiles técnicos”

Dolores Delgado se suma a las bajas de Guirao y Carcedo y no continuará al frente del Ministerio de Justicia
Pedro Sánchez saluda a Pablo Iglesias después de lograr su investidura | aec
Pedro Sánchez saluda a Pablo Iglesias después de lograr su investidura | aec

Pedro Sánchez decidió dar prioridad a la economía en su nuevo Gobierno y en esta segunda jornada de anuncios sorprendió con perfiles técnicos para carteras como Exteriores mientras confirmaba a buena parte de sus actuales ministros.

En ninguna de las quinielas figuraba la elegida por Sánchez para el Ministerio de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya. Una jurista experta en comercio internacional que en este momento, precisamente, dirigía el ITC, organismo conjunto de la ONU y la Organización Mundial de Comercio.

Su elección –que gustó en las filas de Podemos y fue bien vista por antecesores del PP en el cargo como José Manuel García Margallo– es consecuente con el carácter de una nueva etapa a la diplomacia, colocando la economía como epicentro.

Y un economista de prestigio internacional será quien asuma uno de los retos más complicados que le espera al Gobierno: La reforma del sistema de pensiones.

Se trata de José Luis Escrivá, hasta ahora presidente de la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal, que será ministro de Seguridad Social, Inclusión y Migraciones.

Hubo otra sorpresa, en este caso más política, la de que el secretario de Organización del PSC, Salvador Illa, será el ministro de Sanidad. Sánchez da así una cartera a uno de los negociadores que logró la abstención de ERC en el Congreso que hizo posible su investidura.

En esta jornada en la que los anuncios y confirmaciones de ministros se siguieron sucediendo, como el jueves, con cuenta gotas, se supo que repetirán otros cinco ministros del aún Ejecutivo en funciones.

Como ya se esperaba, se confirmó que el secretario de Organización socialista, José Luis Ábalos, sigue en ministerio.

Ábalos, “pilar fundamental” de este Ejecutivo según subrayó Moncloa en su mensaje a los medios, seguirá dirigiendo esta cartera que ya no se llamará de Fomento sino de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Su cartera mantendrá las competencias de vivienda.

También se confirmó la permanencia en el Consejo de Ministros de Fernando Grande-Marlaska al frente de Interior; Luis Planas en Agricultura, Pesca y Alimentación; reyes Maroto en Industria y Margarita Robles en Defensa.

Faltan dos días hasta que Sánchez informe al rey formalmente de la composición total del Ejecutivo, y quedan aún titulares de carteras por confirmar.

Y aunque está previsto que el jefe del Ejecutivo informe al rey de todo el Gobierno el domingo, lo cierto es que Sánchez ya ha ido comunicando a Felipe VI los nombres de los ministros que está eligiendo.

Además, no está regulada la forma en la que Sánchez debe comunicar al rey ese listado, y ha habido ocasiones en la que los presidentes han acudido a Zarzuela para cumplimentar ese trámite, y otras que lo han hecho telefónicamente. 

Previsiblemente son tres los Ministerios que todavía quedan por conocerse: Justicia –porque no repetirá Dolores Delgado– Cultura –tras descartarse el jueves que repita José Guirao– y Política Territorial.

Si la lista se completa con estas tres carteras, habrá finalmente un Gobierno de coalición formado por veintitrés miembros: El presidente y veintidós ministros.

Y de los ministros, cinco serán de Podemos y diecisiete del PSOE. Con lo que Sánchez tendrá el mismo número de ministros elegidos directamente por él.

Comentarios