viernes 18.10.2019

Sánchez promete que si continúa gobernando no habrá independencia en Cataluña”

 

Dice que defenderá el sistema autonómico “con uñas y dientes” ante los independentistas y la ultraderecha

 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, participó en un mitin en Zaragoza | efe
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, participó en un mitin en Zaragoza | efe

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirma que si continúa gobernando durante la próxima legislatura “no habrá independencia en Cataluña”.


En un mitin ante 1.700 personas en el Palacio de Congresos de Zaragoza, asegura que defenderá el sistema autonómico “con uñas y dientes” ante los independentistas y “la ultraderecha”, insistiendo en que “saben perfectamente que la independencia no se va a producir porque la Constitución no lo permite, la comunidad internacional ha dado la espalda a los líderes independentistas y los propios catalanes no quieren”.


“Vamos a defender con uñas y dientes el autogobierno y el Estado de las Autonomías”, ha anunciado el candidato socialista, quien ha dejado claro que “no es no”, que si continúa gobernando “no habrá independencia de Cataluña”. El problema de Cataluña “se llama convivencia y para resolver una crisis de convivencia hay dos caminos, continuar confrontando o apelar al diálogo dentro del Estatuto y de la Constitución”.


En su intervención, señaló que “hay un riesgo real de que la derecha y sus tres siglas sumen una mayoría parlamentaria” y de que repitan el esquema (de pacto) de Andalucía, emplazando a “todos los españoles” a “aunar todos los esfuerzos en el único partido que puede sumar más que estas tres derechas”, tras lo que ha indicado que “existe el riesgo real de que podamos involucionar”, pero “si nos movilizamos no van a frenar esta ola de ilusión y esperanza”.
Asimismo, Pedro Sánchez lamentó que Pablo Casado (PP) y Albert Rivera (Cs) “nunca se meten con la ultraderecha” porque “los necesitan para poder cuadrar las cuentas y gobernar” y, precisamente, por eso “es tan importante que concentremos el voto”, alertando de la “radicalización” del discurso de PP y Cs por influencia de “la ultraderecha”.

Reproche
El candidato a la reelección aseveró que “el gran reproche” es “que no luchen con argumentos” y que abracen “sin ningún pudor” los argumentos de la ultraderecha, preguntándose Sánchez “por qué se vuelve a hablar de homofobia y se pone en riesgo el consenso” sobre el aborto o la lucha contra la violencia de género, lo que ha contrapuesto a hechos como que España está en “la vanguardia” de la igualdad de género o que se ha regulado el matrimonio homosexual.


Así, apostó por un Gobierno de España con independientes de reconocido prestigio y progresistas para llevar a término el “giro social, la lucha contra la corrupción” y la defensa de la convivencia, añadiendo que “otros van juntos a todos lados, a tomarse un vino, y juntos los vamos a mandar a la oposición”.


Recordó la moción de censura, que ganó al anterior presidente, Mariano Rajoy, para afirmar que hubo una sentencia judicial que decía que “había líderes del PP que se habían enriquecido ilegalmente”, frente a lo que el PSOE “tenía que ofrecer una alternativa” e “hicimos lo que debimos y dijimos a todos los partidos ‘que cada cual asuma su responsabilidad’”.


El PP “no asumió su responsabilidad” y “desde entonces la derecha viene diciendo que hemos pactado con el independentismo”, tras lo que se preguntó si la continuidad de Rajoy al frente del Ejecutivo central hubiera significado que el PP pactaba con los independentistas.


El PSOE “ofreció una salida al ejercicio noble de la política de regeneración democrática, de sacar a la política del lodazal de la corrupción”, ha agregado. España es “un país de buena gente, que no espía, no crispa, no insulta”.

Comentarios