domingo 29/11/20

La subida histórica del PIB del 16,7% no permite recuperar el nivel pre-Covid

Calviño destaca la fuerte reactivación en una época de “incertidumbre” marcada por los rebrotes del virus
La vicepresidenta tercera y ministra de Economía, Nadia Calviño | FERNANDO VILLAR
La vicepresidenta tercera y ministra de Economía, Nadia Calviño | FERNANDO VILLAR

La desescalada y la reapertura de actividades propiciaron en el tercer trimestre un crecimiento histórico del PIB del 16,7%, sustentado en un notable aumento del consumo de los hogares y la inversión empresarial, aunque el repunte aún es insuficiente para que la economía se recupere de la pandemia del Covid-19.

De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), el 16,7 % es el mayor aumento de la tasa trimestral desde que comenzó la serie en 1970, después de que en el segundo trimestre se registrara la mayor contracción de la serie (17,8%).

La demanda nacional (consumo e inversión) aportó 14,9 puntos del crecimiento trimestral, mientras que la demanda externa (exportaciones e importaciones) contribuyó con 1,8 puntos, lo que en ambos casos suponen las mayores aportaciones de la serie.

La vicepresidenta económica, Nadia Calviño, resaltó la “fuerte reactivación” en un entorno de incertidumbre marcado por los rebrotes, pero hizo hincapié en que hay que seguir trabajando para la recuperación.

“En un contexto atípico, marcado por los rebrotes y por la ausencia de turismo internacional, la economía española ha crecido más de un 16%, se han creado casi 570.000 puestos de trabajo, y han salido un 80% de los trabajadores en ERTE. Contamos, por tanto, con una buena base para la recuperación económica”, destacó la vicepresidenta Calviño.

En comparación interanual, no obstante, el PIB cayó un 8,7% respecto al tercer trimestre de 2019, en tanto que el PIB a precios corrientes era a cierre del tercer trimestre un 7,8% inferior al de un año antes.

Las horas trabajadas crecieron un 24,7% en el tercer trimestre, aunque la tasa baja al 16% en el caso de los puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo.

En términos interanuales, el empleo cayó un 5,5 %, lo que supone la destrucción de 1.012.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo en un año.

El notable crecimiento del PIB en el tercer trimestre estuvo propiciado por un repunte del consumo de los hogares del 20,7% y un incremento de la inversión empresarial en maquinaria y bienes de equipo del 37,4%, mientras que la inversión en vivienda y construcción aumentó el 16,6 %.

Las exportaciones se recuperaron el 34,3%, mientras que las importaciones crecieron el 28,4%, en línea con el aumento del consumo interno. Sin embargo, en comparación interanual el consumo privado cayó un 10,4% y la inversión empresarial, un 11,4%.

Asimismo, todas los sectores registraron importantes avances trimestrales, salvo la agricultura que apenas creció respecto al trimestre anterior (0,2%), dado que fue una de las actividades que se mantuvo en el confinamiento. l

Comentarios