sábado 19/9/20

El tráfico en Alfonso Molina se modera en el primer año del autobús metropolitano

Los cálculos apuntan a que las nuevas rutas interurbanas lograron retirar 
más de 2.000 vehículos privados 

El tráfico en la ciudad sigue siendo predominante en vehículo privado, aunque el transporte público se abra camino poco a poco | javier alborés
El tráfico en la ciudad sigue siendo predominante en vehículo privado, aunque el transporte público se abra camino poco a poco | javier alborés

Cada día se realizan cerca de 120.000 trayectos, en uno u otro sentido, por la avenida de Alfonso Molina, la principal entrada a la ciudad en su tramo más concurrido. Son datos de Fomento de la Intensidad Media Diaria (IMD) de la circulación el año pasado, y solo ha variado con respecto a 2017 (119.800) para descender levemente. Para los expertos en movilidad consultados, el hecho de que no se halla experimentado un ascenso a pesar de que en tiempos de expansión económica la circulación suele incrementarse, se debe, entre otros factores, a la puesta en marcha del nuevo servicio de bus metropolitano, que ha conseguido retirar entre 2.000 y 3.000 vehículos de los accesos de la ciudad, no solo de Alfonso Molina: “Eso significa que los nuevos usuarios son personas que se desplazaban en vehículo privado”. 


El Plan de Transporte Metropolitano de A Coruña registró el pasado 2018 más de 6,4 millones de viajes en autobús en el área a través del sistema de billete único y de la coordinación entre transporte interurbano y autobús urbano. Pero las mismas fuentes señalan que se trata de un éxito moderado, que puede haber ampliado del 10% al 12% el número de viajeros en el área que se mueven en transporte público. “Casi el 90% sigue siendo vehículo privado, así que la mejora es discreta en lo que se refiere al porcentaje de transporte modal”, reconocen. 


Sin embargo, consideran que es aceptable para ser el primer año en el que ha funcionado el transporte interurbano que llega hasta los jardines de Méndez Núñez, en el corazón de la ciudad, y para mejorar los resultados, el Plan de Transporte Metropolitano  en el área contará hasta 2020 con una inversión de más de cuatro millones de euros, 3,5 de los cuales serán aportados por la Xunta.


Es importante, señalan los expertos, que la percepción del transporte público entre los usuarios cambie. Frente a un época en la que los usuarios del bus eran lo que se denomina viajeros cautivos, es decir, los que no tenían otro medio de transporte, y el resto se desplazaba en vehículo privado como una forma de comodidad y estatus, a día de hoy, el viajero busca sobre todo moverse de forma inteligente: no gastar dinero ni tiempo en buscar aparcamiento. 
A la espera de la ampliación 


Por otro lado, que el IMD se haya estancado no significa que no haya necesidad de una ampliación y las mismas fuentes recuerdan que el Gobierno de la Marea Atlántica había apuntado que la apertura de la Tercera Ronda provocaría una bajada de IMD hasta situarla en una cifra entre 80.000 y 90.000 trayectos. De todos modos, la ampliación de Alfonso Molina está congelada, con el proyecto definitivo aún por presentar, y sin que figure en los Presupuestos del Estado. “No es exactamente una ampliación sino que trataba de eliminar los cruces peligros”, rechazan los expertos y recuerdan que, cuando por fin se realicen las obras, la capacidad de la vía será limitada en el tramo de Palavea y Elviña.

Comentarios