martes 11/8/20

Vigilancia penitenciaria suspende la semilibertad de los presos del procés

Los líderes independentistas  vuelven a Lledoners pidiendo “no desfallecer” ante la “represión”
Varios lazos amarillos adornan la entrada de la cárcel de Lledoners | aec
Varios lazos amarillos adornan la entrada de la cárcel de Lledoners | aec

La juez de vigilancia penitenciaria suspendió el tercer grado al exvicepresidente catalán Oriol Junqueras, a los exconsellers Raul Romeva y Joaquim Forn y a los Jordis, mientras resuelve los recursos de la Fiscalía contra su régimen abierto, por lo que desde hoy ya no saldrán de prisión.

Así lo acordó la titular del juzgado de vigilancia penitenciaria número 5 de Cataluña, horas después de que ayer la Fiscalía haya pedido que suspendiera de forma inmediata el tercer grado a seis de los nueve presos del procés para evitar que la semilibertad que les concedió la Generalitat cree una “total sensación de impunidad”.

En cinco providencias, la juez de vigilancia penitenciaria sobre la que recaen los recursos relativos a Junqueras, Romeva y Forn, así como al exlíder de la ANC Jordi Sánchez y el de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, acuerda que el escrito de la Fiscalía comporta el efecto suspensivo del tercer grado hasta que se resuelva el fondo del asunto.

Ni trabajo ni voluntariado

De esta forma, los cinco presos vuelven a pasar al segundo grado y, una vez esta noche regresen a Lledoners, no podrán volver a salir de prisión tampoco para trabajar o hacer voluntariado, como hacían hasta obtener la semilibertad, en aplicación del artículo 100.2, al menos hasta que la cárcel de Lledoners plantee la recuperación del mismo.

La Fiscalía también recurrió contra el tercer grado concedido a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, aunque en su caso está cumpliendo condena actualmente en la cárcel barcelonesa de Wad Ras, por lo que la decisión recaerá en otro juez de vigilancia penitenciaria.

La juez dio tres días a las defensas de los presos para que presenten alegaciones sobre el escrito del ministerio fiscal en que pide que se revoque su régimen de semilibertad.

La decisión de la juez llega una semana después de que el Tribunal Supremo acordara suspender las salidas para trabajar, ejercer voluntariado y cuidar de familiares dependientes que la Generalitat había aplicado a la expresidenta del Parlament Carme Forcadell, cuando estaba en la cárcel tarraconense de Mas d’Enric.

Los líderes independentistas presos regresaron ayer a prisión entre llamamientos a “no desfallecer” y a mantener en alto sus convicciones políticas frente a la “represión” y a lo que consideran un acto de “venganza” del Estado contra el independentismo.

Apoyo institucional

En torno a las 19.00 horas, los presos fueron llegando a Lledoners, donde los esperaban decenas de independentistas entre gritos de “Libertad” y “No estáis solos”, congregados mediante una convocatoria exprés tras conocerse la decisión judicial.

Para arropar a los presos acudieron a Lledoners caras visibles de ERC como el vicepresidente del Govern, Pere Aragonés, el presidente del Parlament, Roger Torrent, y consellers como Chakir El Homrani, Josep Bargalló y Bernat Solé.

Por parte de JxCat estaban, entre otros, la portavoz en el Congreso, Laura Borrás, el conseller Damiá Calvet y el portavoz en el Parlament Eduard Pujol.

En las inmediaciones del centro penitenciario se instaló una tarima desde la que los presos pronunciaron breves discursos antes de volver a ingresar en el centro penitenciario.

Comentarios