jueves 28.05.2020

Un estudio demuestra que estamos solos en la galaxia

¿Estamos solos y somos únicos los seres humanos en el vasto universo? Esta pregunta, resumida en la famosa Ecuación de Drake, es una de los más difíciles e inciertas para la ciencia actual.

Un estudio demuestra que estamos solos en la galaxia

¿Estamos solos y somos únicos los seres humanos en el vasto universo? Esta pregunta, resumida en la famosa Ecuación de Drake, es una de los más difíciles e inciertas para la ciencia actual.

Pero un nuevo estudio muestra que los recientes descubrimientos de exoplanetas, combinados con un enfoque más amplio de la cuestión, hace que sea posible determinar una nueva probabilidad empírica válida a si otra civilización tecnológica avanzada ha existido alguna vez.

Y muestra que, a menos que las probabilidades de vida avanzada en evolución en un planeta habitable sean asombrosamente bajas, entonces la especie humana no es la primera civilización tecnológica avanzada.

El documento, publicado en “Astrobiology”, también muestra por primera vez qué grado de “pesimismo” u “optimismo” interviene cuando se trata de estimar la probabilidad de que haya vida extraterrestre avanzada.

“La cuestión de si existen civilizaciones avanzadas en otras partes del universo siempre ha sido desafiada con tres grandes incertidumbres en la Ecuación de Drake,” dijo Adam Frank, profesor de física y astronomía en la Universidad de Rochester y co-autor del trabajo. 

“Existen muchas estrellas. No se sabe cuántas de ellas tienen planetas que podrían albergar vida, con qué frecuencia podría evolucionar ésta y conducir a seres inteligentes, y cuánto tiempo pueden durar las civilizaciones antes de extinguirse”, explica. 

“Gracias al satélite Kepler de la NASA y otras búsquedas, ahora sabemos que aproximadamente una quinta parte de las estrellas tiene planetas en ‘zonas habitables’, donde las temperaturas podrían albergar vida tal como la conocemos. Así que una de las tres grandes incertidumbres ahora se ha restringido”. Frank opina que la tercera gran pregunta –¿cuánto tiempo podrían sobrevivir las civilizaciones?– es todavía completamente desconocida.

Comentarios