martes 15.10.2019

Lorca, 102 años de un viaje “hacia el bien de la literatura”

En otoño de 1916 cinco alumnos de la Universidad de Granada, entre ellos un Federico García Lorca de apenas 18 años y que entonces veía en la música su futuro, emprendieron un viaje de formación de 24 días por Madrid, Castilla y León y Galicia, una experiencia que cambió para siempre la vocación del poeta.

Lorca, 102 años de un viaje “hacia el bien de la literatura”


Un año después de ese viaje es el propio poeta el que certifica la radicalidad de su decisión motivada por esa experiencia vivida junto a sus compañeros, en la que Galicia tuvo un papel relevante. En un texto titulado “Mística en que se trata de Dios”, García Lorca fecha y firma de la siguiente manera: “Noche del 15 de octubre de 1917. Federico. 1 año que salí hacia el bien de la literatura”. Así queda recogido en el libro El gran viaje de estudios de García Lorca, narrado en 1916 por su compañero Luis Mariscal y que reúne también las cartas y escritos del entonces músico sobre el viaje, editado por Henrique Alvarellos (Editora Alvarellos).


Los cinco integrantes del viaje son cuatro alumnos andaluces y uno extremeño del primer curso de Teoría de la Literatura y de la Artes de la Universidad de Granada: el propio Lorca y Luis Mariscal (que escribiría las crónicas que serían publicadas en forma de texto periodístico en 23 entregas del Noticiero Granadino) y que se reúnen íntegras por primera vez en el volumen de Alvarellos son los principales referentes. Especial relevancia tuvo en Lorca su llegada a Galicia, de la que hoy se cumplen 102 años.


Una efeméride, por cierto, que celebrarán este año varias ciudades gallegas de las visitadas en 1916 con actividades especiales y que pretenden que sea el germen del Día de García Lorca en Galicia.


Su última visita fue en 1935, con motivo de la edición de sus Seis Poemas Galegos, a cargo del alcalde compostelano Ánxel Casal, que acabó fusilado al igual que Lorca apenas unos meses después. Estos poemas gallegos constituyen los únicos que García Lorca escribió en otro idioma y revelan su fascinación por Galicia, de la que dejó referencias en toda su obra. l

Comentarios